Dejando a un lado los antebrazos de obrera musculosa que la obra-mudanza me ha dejado en herencia ¡He hecho una tarta en mi casa nueva! –¡Por fin! uuuueeee, sonido de vítores y barullo barruntero-. Me moría de ganas.

Y esta quedó buenísima, de las mejores que he hecho. El bizcocho blanco de limón -inspirado en mi obsesión actual #1-, quedó húmedo, suave y super jugoso ¡Que bueeeno!

Creía que sería lo mejor de la tarta…pero entonces probé la crema.

Una crema de limón super fácil y suave, que parte de mi obsesión #2, y que me sirvió para el relleno y para preparar la cobertura de crema de mantequilla. El crujiente de galletitas saladas y anacardos he tenido que dejarlo en manos de la autoridad competente (aka mi chico) porque me lo estaba comiendo a cucharadas sin control ni mesura.

Pero, por ponerle un pero a tener la nevera llena de tarta, a nueva casa, nueva luz, nuevo espacio y nuevas condiciones para hacer fotos, así que ando un poco descolocada con el momento fotis. Creo que necesitaré algún tiempo para ir pillándole el truco a mi nueva circunstancia y a la luz que me acompaña. Ir probando lugares y horas del día.

En mi antigua casa estaba clara la cosa, sólo había un sitio viable, dos, si desmontaba el salón, por lo que creo que acabé haciendo siempre lo mismo, misma ventana, misma hora, mismo rollo, y, ahora, estoy como un pez en pecera nueva…por eso espero que me disculpes por unas fotos tan feitas!!! Estoy en proceso de aprendizaje.

Y procedo de inmediato a relatarte mis OBSESIONES actuales, porque creo que compartir obsesión es una cosa muy bonita.

Obsesión #1: Estoy gravemente obsesionada con Molly Yeh. La flipante Molly de “My name is Yeh” y “Girl Meets farm”, que seguro que ya conoces porque lo está petando.

Amo su libro.

No sé qué tiene. No sé si es la imagineria que suscita en mí la estética de su libro, o si son sus fotos e historias, el regusto a granja o su inmensa colección de sprinkles, pero en mis actuales fantasías -subrayo actuales, porque en la misma medida que soy obsesiva, soy voluble y puedo cambiar facilmente de objeto de culto- quiero mudarme a una granja de remolacha azucarera in the North Dakota Minnesota border, y vivir con Molly y sus gallinas.

Su programa me produce una sensación de descanso mental. Me ayuda a soñar. Sé, porque lo desvela ella misma, que está algo guionizado y que las escenas de familia, las cenas o las comidas navideñas se graban antes de la fecha, que es una serie sobre su vida, no su vida, pero, como si fuera una de esas series que veía de pequeña, juego a que me lo creo.

Pasando de la realidad. A mí dame fantasía de vidas bonitas, de ventanas que dan a un jardín trasero lleno de manzanos y un huerto de ruibarbo. Dame cosecha romántica y hummus casero. A mí dame un billete a Grand Forks.

Así que ¿Qué haces mientras se derrumba la mampara de la ducha que unos señores instalaron mal dejándote una semana sin ducha? ¿Mientras se levanta el alicantado? ¿Mientras no tienes sillas? Pues apoyas tu portatil en la escalera y ves compulsivamente su programa.

Y así me ha pasado a mí. Que ahora sueño que me infiltro en la granja para hacer con Molly decoraciones de mazapán y pan de pita.

Inspirada por su Sprinkle cake, (portada de Molly on the Range, un libro genial del que no me canso) decidí preparar una tarta de limón, que lleva en mi lista de “quiero, quiero,quiero…” toda una vida, adaptando la receta de Molly.

Es delicioso.

Obsesión recurrente #2, que va y viene pero nunca desaparece por completo: la Sacro Santa Christina Tosi y sus migas dulces.

Yo es que ya no vivo sin migas de cosas que poner en otras cosas.

Así que, para no descuidar este vicio, cuando las elaboraciones de la tarta estaban casi listas, pensé ¿Y sin nada crujiente? ¿Vas a hacer una tarta sin nada crujiente? ¿Qué intentas hacerme?

Y me puse a hacer el crunch de galletitas saladas y anacardos. Las migas de Chrisina son una mezcla de lo que quieras, con una base, que suele ser muy parecida en cada una de sus recetas: grasa, azúcar y leche en polvo, para amalgamar.

Para la crema, me decidí a Christinear un poco más, y en lugar de hacer la receta que preparaba siempre de lemon curd, que era de Sweetapolita, pensé en el Citrus curd que puedes encontrar en Momufuku Milk bar , y me dije ¿A que lo pruebo? Y lo probé.

Y, es la mejor y más fácil, rápida y deliciosa crema de limón que este cuerpo humano haya probado nunca. Se elabora de una forma sólo un poquito diferente, pero es infalible y espectacular.

Con lo que, que si, por lo que sea no me mudo con Molly a su granja, sigo con la idea de solicitar asilo político en casa de Christina.

Siempre hay que tener un plan B.

Tarta de limón y crunch de galletas saladas y anacardos

Imprimir receta

Lemon White cake

 Ingredientes:

250 gr. de harina común

50 gr. de maicena o harina de arroz

1 cucharadita de levadura química

1 cucharadita de bicarbonato sódico

1 cucharadita de sal

300 gr. de azúcar blanco

La ralladura de 1 limón grande

Opcional: La ralladura de 1 lima

250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

60 ml. de aceite de girasol o cualquier aceite neutro

15 gr. de vainilla en pasta (1 cucharadita)

Opcional: 1 cucharadita de extracto de princesa

210 gr. de clara de huevo (aproximadamente las claras de 5 huevos M)

250 ml. de nata para montar + ½ cucharadita de ácido cítrico o 250 gr. de crema agria

1 cucharadita de zumo de limón

Preparación:

Antes de empezar prepara 3 moldes de 10-12 cm., colocando un disco de papel de horno en la base y enmatecando el molde con un poquito de margarina o mantequilla clarificada.

  • Precalienta el horno a 175º.
  • Pesa, mezcla y tamiza junto: la harina común, la harina de arroz, la lavadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  • Mezcla la nata con el ácido cítrico y deja reposar 10 minutos. Desclara los huevos y reserva.
  • En el bol de la batidora pon el azúcar junto a la ralladura y con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora, bate un par de minutos. La fricción de los granos de azúcar con la ralladura hará que los aceites de la cáscara de cítricos impregne el azúcar, potenciando el sabor a lima-limón.
  • Añade la matequilla y bate, a velocidad media (ascedente) 10 o 12 minutos, hasta que esté muy cremoso, blanco y esponjoso.
  • Despacio, batiendo a velocidad suave, añade el aceite en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso.
  • Añade la vainilla, el zumo de limón y el extracto de princesa.
  • Batiendo a velocidad suave ve añadiendo las claras, puedes hacerlo en 2 o 3 adiciones. Bate hasta que la mezcla esté lisa.
  • Retira el bol de la batidora y, a mano, con movimientos lentos, cuidando de no batir en exceso, incorpora la mezcla de harina, intercalándola con la crema agría. Bate justo hasta incroporar.
  • Pesando a masa, o utilizando una cuchara de helado o una medida de taza, añade la misma cantidad de masa en cada uno de los moldes (yo preparé 3 bizcochos de 250 gr.)
  • Hornea 22 minutos a 175 º. Deja que los bizcochos se enfríen sobre una rejilla. Desmolda cuando estén fríos.

 

Citrus curd de Christina Tosi

De su libro Momufuku Milk bar

Ingredientes:                                                                                                

3 limones (yo utilicé 2 limones y una lima)

100 gr. de azúcar blanco

5 huevos M

2 hojas de gelatina

115 gr. de mantequilla muy fría

½ cucharadita de  sal

Preparación:

  • Ralla la piel de los cítricos sin llegar a la parte blanca (debes tener unas 2-3 cucharadas de ralladura)
  • Exprime 80 ml. de zumo de limón (Pesa la cantidad exacta de zumo).
  • En la batidora (procesador de alimentos, el robot que utilices para picar y hacer puré) pon: el azúcar, el zumo recién exprimido y la ralladura. Tritura hasta tener una masa amarilla. El azúcar se disolverá y quedará una papilla ligera.
  • En un cacito mediano coloca la pasta de limón. Hidrata la gelatina en agua fría.
  • Prepara un bol resistente al calor, con un paño o una esterilla de silicona debajo, para evitar que resbale.
  • Pon los huevos en el bol, y bátelos ligeramente.
  • Pon el cacito a fuego medio-bajo hasta que rompa a hervir (deja listos los huevos, porque la mezcla se calentará muy rápido y entonces no tendrás tiempo).
  • Cuando la mezcla de limón rompa a hervir, retira del fuego y viértela en varias adiciones sobre los huevos, sin dejar de batir. Añade primero una cantidad pequeña e incorpórala con un batidor de varillas (Temperar los huevos: sigue el mismo proceso que cuando preparas crema pastelera o crema inglesa, para evitar que el huevo cuaje por efecto del calor).
  • Cuando hayas incorporado toda la mezcla de limón al huevo y la crema esté lisa devuelve al fuego.
  • Cocina a fuego medio, sin dejar de batir (teniendo cuidado de pasar el batidor por la base del cacito) hasta que alcance entre 71º y 76º. Ten cuidado porque se espesará rápido y si se pasa el huevo cuajará y quedará una crema grumosa.
  • Cuando la crema haya espesado, retira rápidamente del fuego y lleva al bol de tu batidora, con la varilla, comienza a batir a velocidad suave. Escurre muy bien la gelatina e incorpórala inmediatamente.
  • Añade la mantequilla fría en dados y continua batiendo hasta que se enfríe por completo.
  • Reserva la crema refrigerada y, preferiblemente cubierta con film a piel (pegado a la superficie) hasta el momento d eutilizarla.

Prepara la crema el día anterior, así tendrá tiempo de reposar toda la noche.

 La crema debe estar completamente fría  y haber reposado para cuajar y adquirir la textura adecuada

 

Buttercream de limón

Ingredientes:                                                                                                

250 gr. de mantequilla muy blandita

150 gr. de azúcar glas tamizado

½ receta de citrus curd

Una pizca generosa de sal

1 cucharadita de vainilla en pasta

Opcional: 1 cucharadita de extracto de princesa

Preparación:

  • Tamiza el azúcar glas en el tamizador más fino que tengas.
  • En el bol de tu batidora, con la varilla, pon la mantequilla junto al azúcar tamizado.
  • Comienza a batir a velocidad suave, para ir ascendiendo poco a poco. Bate sin miedo, la textura de la crema será más aireada y suave si bates el tiempo suficiente: bate 10- 12 minutos hasta tener una mezcla muy cremosa y pálida.
  • Poco a poco, en 2 o 3 adiciones, incorpora el citrus curd frío. Añádelo en cantidades pequeñas, batiendo muy bien tras cada adición, y no continúes añadiendo más hasta que la crema haya recuperado su aspecto cremoso.
  • Añade la sal, la vainilla y el extracto.

El único paso delicado es e momento de incorporar la crema de limón fría, porque puede enfríar la mantequilla y dejar tu buttercream raruna, por eso, realiza este paso con calma, batiendo muy bien tras cada adición.

Conservación: Conserva la crema cubierta a temperatura ambiente si las vas a utilizar ese mismo día. Puedes conservarla en un recipiente hermético en la nevera de 3 a 5 días y congelada hasta 1 mes. Si vas a refrigerarla, bate muy bien siempre antes de utilizarla, para que recupere su textura cremosa.

 

Crunch de galletas saladas y anacardos

Ingredientes:                                                                                                

110 gr. de galletas saladas

60 gr. de azúcar moreno (panela o Dark Brown sugar)

15 gr. de azúcar avainillado

Una pizca generosa de sal

20 gr. de leche desnatada en polvo

40-50 gr de anacardos salados

100-120 gr. de mantequilla muy blandita

Preparación:

  • Precalienta el horno 140º.
  • Prepara una bandeja de horno cubierta con un silpat o un pedazo de papel de horno.
  • Coloca las galletas en una bolsa para congelar y machácalas groseramente con un rodillo. Que queden en pedazos del tamaño de un garbanzo, no totalmente trituradas.
  • Pica a cuchillo los anacardos, dejando pedazos gruesos.
  • Coloca en un bol todos los ingredientes secos, dejando la mantequilla para el final. Mezcla hasta que todo esté bien combinado.
  • A mano o con una espátula de silicona, mezcla la mantequilla, que debe estar muy blandita, hasta formar una masa con peuqños pegotes de masa de galletas saladas.
  • Distribuye por la bandeja de horno y hornea 15-20 minutos a 140º, hasta que la mezcla esté doradita. Rompe de vez en cuando los pegotes más grandes.
  • Deja que se enfríe por completo en la bandeja, sobre una rejilla.

Conservación: Conserva las migas en un tarro de cristal o bolsa para congelar hasta el momento de utilizarlas. Puedes congelarlas y te durarán hasta 3 meses.

Montaje de la tarta:

  • Montar la tarta es un proceso rápido si preparas tu mise en place con tranquilidad.
  • Si hace calor el proceso será algo más pausado, ya que hay dejar que cada capa de bizcocho y crema refrigere 5 o 10 minutos antes de seguir colocando capas, lo que te garantizará que no se aplaste -terrible y dramaticamente- todo tu trabajo.
  • Antes de empezar, prepara todos los ingredientes: tus bizcochos, rellenos y cremas.
  • Prepara tu zona de trabajo: coloca el plato giratorio, las espátulas, las lengua de silicona para rebañar, la base sobre la que vayas a montar y un trapito por si te pringas, que suele ser lo más divertido, pero luego limpiar tus huellas por toda la casa no lo es tanto.

Antes de empezar: Prepara todo lo que necesites. Despeja tu zona de trabajo, ponte tu cafetito, tu coca-colita o tu beer favorita, que ahora empieza lo bueno. Si tienes dudas sobre qué puedes necesitar puedes o sobre cómo va a ir la tarea, echar un vistazo a este post.

  1. Sobre el plato giratorio y bajo la base de la tarta, coloca un pedacito de esterilla de silicona, así la base no se moverá y podrás trabajar tranquilamente.
  2. Si tus bizcochos han quedado feos, abultaditos en la parte superior o si, simplemente, quieres capas más finas, utilizando una lira o un cuchillo de sierra, retira la “jorobita” o corta los bizcochos a la mitad, para hacer 2 capas de cada uno. De esas capas yo utilicé sólo 5.
    Utiliza las que tú quieras, puedes dejar los 3 bizcochos enteros ¡A tu gusto!
  3. Sobre el plato o la base que vayas a utilizar, pon una pequeña cantidad de crema y extiéndela con una espátula, dejándola planita, este será el “pegamento” de la tarta.
  4. Sobre ella, coloca el primer bizcocho AL REVÉS: gíralo y coloca la parte que se cocinó en la base del molde, o, si es una capa resultante del corte, la capa interior, hacia arriba, para que la cara más lisita esté hacia arriba.
  5. Retira entonces el disco de papel sulfurizado de la base y, con una brochita de silicona, limpia las miguitas que puedan desprenderse, así trabajarás más limpio.
  6. Utilizando una manga pastelera: realiza una circunferencia de crema en el borde del bizcocho: esté será el muro de contención del relleno de citrus curd. Así no se saldrá nada. Deja el “dique” a 1 cm. aproximadamente del borde, para tener algo de margen, por si el peso de la tarta aplasta la crema. Rellena el centro con una cucharada de helado de citrus curd. Pon un par de cucharadas de migas sobre la crema de limón. En este momento puedes refrigerar 5-10 minutos antes de colocar la siguiente capa, para que la crema esté durita, y no se mueva, ni se aplaste.
  7. Repite con el resto de capas: haces el círculo de crema de mantequilla y rellenas después con más crema y añades las migas. Refrigera 5-10 minutos entre capas, sobre todo si hace calor.
  8. Puedes comprobar con una espátula recta y larga o con una regla (que uses sólo para cocinar), que no te estás torciendo durante el montaje. Al tratarse de una tarta alta y de un proceso largo, es fácil perder la perspectiva.
  9. Una vez que hayas montado la capa final, añade un par de cucharadas de helado de crema de mantequilla aplica una capa finita de cobertura, que hará de capa tapamigas. También puedes utilizar la manga. Extiende bien, rellena los posibles huecos y deja lo más lisita posible. Refrigera la tarta 30 minutos o 1 hora antes de cubrir con la capa final, que será la capa decorada.
    Para terminar: Puedes decorar como más te guste. Puedes aplicar crema y alisar totalmente, extenderlo “a la remanguillé”, que diría mi madre, incluso no dar esa capa tapamigas y dejar los bizcocho sin cubrir, rollo naked cake.
    Yo apliqué separé un tercio de crema de mantequilla, que teñí con unas gotas de colorante alimentario en gel, para hacer la decoración de la base y la parte superior.
  10. Empieza a aplicar la crema por la parte superior, alísalo, aunque no tiene que quedar perfecto, porque podrás repasarlo al final. Después aplica crema por los laterales. Para hacerlo, utiliza una espátula de codo y realiza movimientos rápidos, como si extendieses mermelada (o mejor, nutella) sobre una tostada. Puedes hacer dibujos, alisar la crema o dejar un acabado más rústico. Como más te guste a ti.
  11. Yo utilicé una espátula plana y recta, como las que se utilizan para templar chocolate, para rallar la capa final.
  12. Para terminar, rellena una manga con preparada con una boquilla que te guste, o varias distintas, y haz estrellas, rosas, montoncitos como te guste. Yo utilicé crema teñida y una boquilla de estrella (Wilton 1 M) para hacer los rosetones y la decoración de la base, que cubriese el borde del cartoncito que sobresalía.
  13. Coloca la tarta en el plato giratorio, para poder ir girando la tarta la tarta mientras trabajas. Si una decoración no te convence, puedes retirarla con cuidado usando una espátula o una lengua y empezar de nuevo.
    Remata con migas, sprinkles o lo que te guste a ti.

¡Y fin! A comer…o, a congelar. Puedes congelar la tarta terminada, preferiblemente dentro de una caja especial para tartas o un cake caddy, para preservarla de olores y sabores de otros alimentos.

Después, el día de comer la tarta, la sacas del congelador a la nevera y listo.

Truqui para seres humanos que no poseen un congelador industrial, como yo misma: Puedes retirar uno de los cajones del congelador, preferiblemente el más alto (el cajón expatriado, lo deja una, un poquito donde menos estorbe) y guardas la tarta en el espacio del cajón. De esta forma tienes un espacio amplio donde reservar tu tarta, que se conservará perfectamente hasta un mes.

¡Besitos inmensos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.