Y entonces nos mudamos.

Sabía que no tendríamos cocina, así que dejé esta tarta lista, porque me hacía ilusión publicar algo chulo en Año Nuevo.

Seh. En Año Nuevo 2019.

Y entonces, nos atropelló la vida. #fuckmylife

Entramos a vivir en “Esta casa es un ruina” pero sin la aparición estelar de Tom Hanks. En su lugar unos obreros a los que pagaría por no volver a ver. No tener cocina quedó en una anécdota, porque no teníamos nada. Nuestra ropa en una maleta, nuestra vida en cajas durante meses y el caos.

Todo lo que te cuente se queda corto.

Aunque sí puedo decirte que he aprendido algo de las reformas y de los obreros, que todo lo que dicen aquellos valientes que han bregado con paletas y constructores es verdad.

Ahora, más de 5 meses después, puedo sentarme, beberme una cerveza y mirar mi casa terminada (¡Y me encanta mi cocina!)

La cosa es que, mientras andábamos en esas luchas…sin muebles…sin cocina (esto es: un agujero alicatado y un hornillo eléctrico encima de un mueble de Ikea que heredé de mi madre y me acompaña desde entonces)…con fugas de agua y cables colgando por fuera de la pared…allí con toda mi energía concentrada en mantener suficiente autocontrol para no cometer un constructoricidio, mi tarta de Año Nuevo quedó abandonada.

En el olvido.

Hoy quiero exorcizar los espíritus obreriles publicando la tarta perdida y quedarme a gusto pensando que todo ha acabado por fin.

Desde la otra orilla del río todo se ve mucho menos dramático.

Este pastelón de Gin Tonic rosa es una tarta 5 capas de bizcocho de vainilla especiado con una capa de tarta de queso, relleno de migas de almendra y crema de chocolate blanco, ginebra y pimienta rosa.

Tanto la tónica como la ginebra rosa saben un poquito a fresa, frutos rojos, grosella y cítricos…Por lo que pensé que podía desarrolla la tarta para combinar esos sabores, añadiendo, como lo haces al gin tonic, toques de especias y bayas picantes y aromáticas. Hacer la tarta mientras te preparas una copa es una opción muy recomendable.

Tanto pensar en Gin Tonic, creo yo que merece una prueba de sabor, como parte del compromiso con la receta. Además, tarta y copas ¿No suena a dieta ideal de un día de fiesta? Sólo postre y copas, por favor.

Yo utilicé Tónica Pink de Schweeps, porque tiene un aroma delicioso y me gusta mucho, pero utiliza la que más te guste a ti. A mí esta tónica me huele a chuches, a moras rojas de gominola y ¡Además es rosa! (brote stupid girl in progress).

La ginebra que utilicé es la que bebo (cuando bebo o cuando bebía, porque a estas alturas ya ni me acuerdo): Beefeater Pink.

Es deliciosa. Afrutada. Puedes elegir la que más te guste a ti, la que hayas probado para tomarte una copa y te guste, o, incluso, cambiar de bebida, cambiar la mezcla de especias o adaptar la tarta a tu bebida a tu favorita. Creo que con Vodka y cítricos quedaría buenísima. Con Cheesecake de limón y crema de chocolate blanco, me relamo de pensarlo.

Esta tarta quiso convertir una bebida de fiesta en una tarta, pensando, en aquel entonces, en la Nochevieja y el Año Nuevo.

Recordando cómo nos lo hemos pasado mis amigas y yo haciendo Gin Tonics que acaban siendo macedonias llenas de movidas, frutos rojos, bayas de cardamomo y de pimienta rosa, enebro, ralladura o fresas troceadas, se me ocurrió emparejar un bizcocho especiado con un cheesecake de hibisco (una flor deshidratada con la que suelen hacerse infusiones o aromatizar bebidas, es ácida y algo afrutada).

El bizcocho es un White cake, al que añadí una mezcla de especias. Siéntete libre de cambiar la mezcla de especias como más te guste.

La masa queda de color muy clarito lo que la hace genial para teñirla de colores. Para seguir con el Pink Mood, teñí de rosa la mitad de la masa con colorante en gel –Soft pink de Americolor-. 

Diviendo la masa en dos puedes crear un efecto marmolado, yo lo hice así. También podrías teñir la masa a modo de degradado para lograr un efecto ombre, que queda precioso o dejar el bizcocho blanco y no complicarte. La única idea al preparar esta tarta ¡Es que sepa a día de fiesta y luzca como un día de fiesta!

Y como una fiesta, al menos para mí, incluye copas, quería que el Gin Tonic estuviese presente en versión privera: el almíbar de gin tonic lleva alcohol, que por supuesto puedes eliminar añadiendo la ginebra antes de llevarlo al fuego. De esta forma quedará un poquito de sabor -supongo yo, porque no lo he probado-, pero el almíbar será 0,0.

Para conservar el alcohol yo incorporé el Gin Tonic preparado, al final, cuando retiras el almíbar del fuego. De forma que es un almíbar que lleva el cóctel incorporado.

¿Algo crujiente? Migas de almendra, hechas con harina de almendras y almendras picadas groseramente. Te diré que las migas me obsesionan desde que me enamoré de Christina Tosi. Y es que, estas migas están tan buenas, que en realidad no necesitan la tarta, la tarta las necesita a ellas. Podría poner un bol de migas, cucharas soperas, copas y también sería una fiesta.

La crema de chocolate blanco es Swiss Merengue Buttercream, porque, como diría George Clooney…What else?

La crema mortal de chocolate blanco, ginebra y pimienta rosa, teñida de color rosa, remata esta tarta de fiesta, pensada para celebrar, la llegado de 2019, o, ahora ¡Que los obreros se fueron de mi casa!

Pink Gin Tonic Layer cake

Imprimir receta

Bizcocho blanco especiado

Ingredientes:                

200 gr. de harina de repostería

½ cucharadita de bicarbonato

½ cucharadita de levadura

1 cucharadita de sal

½  de cucharadita de vainilla en polvo

¼ de cucharadita de pimienta rosa molida

2 cucharaditas de Allspice o 3 vainas de pimienta de Jamaica

Las semillas de 2 vainas de cardamomo

220 gr. de azúcar blanco

180 gr. de mantequilla blandita

180 gr. de huevo a temperatura ambiente (aprox. 3 huevos L)

1 yema de huevo

1 cucharadita de vainilla en pasta

1 cucharadita (o 2 (de ralladura de limón)

190 gr. de yogur griego + el zumo de ½ limón

Opcional: 1 cucharadita de colorante rosa en pasta

Preparación:

Para 3 moldes de 10 cm. de diámetro.

  • Precalienta el horno a 175º y prepara los moldes: enmantécalos y cubre la base de los moldes con un disco de papel de horno.
  • En un vaso de medir mezcla el yogur con el zumo de limón y mezcla. Deja reposar.
  • Pesa, mezcla y tamiza: la harina, las especias molidas en un mortero junto a la sal y los impulsores (bicarbonato y levadura). Mezcla muy bien y reserva.
  • Pre-bate los 3 huevos y la yema extra. Reserva.
  • En el vaso de la batidora con el accesorio pala crema la mantequilla junto al azúcar. Bate a velocidad ascendente hasta que la mezcla esté esponjosa, pálida y aireada (unos 10-12 minutos). Añade la vainilla en pasta y la ralladura de limón y bate 1 minuto más.
  • Añade poco a poco los huevos, en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso, para evitar que salpique. Añádelo en 3 o 4 adiciones, mezclando tras cada una. Espera a que la masa recupere su aspecto antes de continuar añadiendo más huevo.
  • Retira el vaso de la batidora y BATIENDO A MANO incorpora la mezcla de ingredientes secos, intercalándola con el yogur (3-2).
  • Divide la masa en dos partes. Tiñe 1 mitad de rosa añadiendo unas gotas de colorante rosa en gel.
  • Reparte la masa en 3 moldes, añadiendo cucharadas de masa rosa y de masa sin teñir para lograr un efecto marmolado. Cada molde debe pesar unos 330 gr.
  • Hornea los bizcochos en la rejilla del medio, unos 20-22 minutos. El tiempo puede variar según tu horno, estarán listos cuando, al pincharlos con un palillo de brocheta, salga casi limpio, seco pero con algunas miguitas.
  • Deja que los bizcochos se enfríen sobre una rejilla unos 10 minutos.
  • Después, utilizando un cuchillo, desprende los lados de los bizcochos y con cuidado, desmolda y devuelve a la rejilla. Deja enfriar por completo.
  • Cuando se hayan enfriado, envuelve los bizcochos en film bien apretaditos y congélalos. Puedes conservarlos 2 días a temperatura ambiente, hasta 1 semana en la nevera y hasta 1 mes si los congelas. Congelarlos ayuda a mantener los bizcochos húmedos y a apretar la miga.

Tarta de queso de hibisco (Hibiscus cheesecake)

Para preparar la tarta de queso:

  1. Hornea la tarta en la rejilla del horno, colocada en la rejilla media. Coloca una fuente de horno llena de agua sobre una bandeja colocada en la ranura inferior, sin que el molde esté dentro del agua.
  2. Forra muy bien el molde por dentro y por fuera. Cubre el interior del molde con papel de horno, tanto la base como las paredes. Deja el papel de las paredes 2 o 3 cm. por encima del final del molde. Cubre el exterior con papel de aluminio.
  3. Bate despacio, para que la mezcla no esté muy aireada, el exceso de aire puede hacer que el cheesecake se agriete.
  4. No batas en exceso. Mezcla en cada paso justo hasta incorporar.
  5. Evita los cambios bruscos de temperatura: deja enfriar dentro del horno 1 hora, 2 horas a temperatura ambiente y 1 noche en la nevera (mínimo 3 horas).

Ingredientes: Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

250 gr. de queso crema (no light)

10 gr. de harina de arroz o maicena

80 gr. de azúcar blanco

La ralladura de 1 limón

1 + ½ cucharaditas de hojas de hibisco

½ cucharadita de sal

1 cucharadita de vainilla en pasta

Opcional: 1 cucharadita de extracto de princesa

45 gr. de huevo (1 huevo M)

1 yema de huevo

90 gr. de crema agria o nata para montar + ½  cucharadita de ácido cítrico

Preparación: Para 2 moldes de 10 cm. de diámetro.

  • Precalienta el horno a 175º y prepara los moldes: enmantécalos y cubre la base y las paredes con papel de horno. Cubre el exterior con papel de aluminio.
  • Coloca una bandeja en la ranura inferior de tu horno. Pon sobre ella una fuente de horno honda. Calienta 4 tazas de agua en un cazo y viértela sobre la fuente, con cuidado de no quemarte.
  • Coloca la rejilla justo en la ranura siguiente.
  • En el bol de la batidora, con la pala, pon el azúcar, la ralladura de limón y las hojas de hibisco. Bate a velocidad media-baja 1 o 2 minutos. Retira del bol y reserva.
  • A velocidad media-baja, con la pala, en el mismo bol donde has mezclado el azúcar (no hace falta limpiarlo) bate el queso 4-5 minutos. Incorpora el azúcar, la sal y los extractos.
  • Bate 3 o 4 minutos, a velocidad media, parando para pasar la espátula por el fondo del bol.
  • Baja la velocidad al mínimo y añade el huevo y la yema prebatidos. Bate justo hasta incorporar.
  • Tamiza el harina de arroz e incorpórala. Mezcla 30 Sg. añade la crema agria y bate 1-2 minutos más.
  • La masa debe quedar lisa y suave. Divide la masa entre los moldes a partes iguales (unos 150 gr. por molde.
  • Hornea 40-50 minutos. Hasta que los bordes este ligeramente dorados y el centro siga tierno, como un flan. Puedes mover un poco el molde, sin sacarlo del horno, si el centro tiembla como un flan, está bien hecho.
  • Cuando esté listo déjalo dentro del horno 1 hora más. Después 2 horas a temperatura ambiente.
  • Refrigera al menos 3 horas antes de desmoldar, aún mejor toda la noche.

Almíbar de Gin Tonic

Ingredientes:

50 ml. De agua

50 gr. de azúcar blanco

75 ml. De Gin Tonic rosa

GIN TONIC ROSA:

1 parte de Tónica pink de Schweppes

2 partes de Ginebra rosa

Preparación:

  • En un cacito pequeño pon: el agua y el azúcar. Mezcla antes de llevar al fuego. Una vez que pongas al fuego la mezcla procura no remover, ya que pueden formarse cristales de azúcar.
  • Lleva a hervor y deja hervir 2 o 3 minutos.
  • Mientras, prepara el gin Tonic.
  • Retira el almíbar el fuego y añade el gin Tonic. Remueve suavemente y deja enfriar por completo.
  • Conserva el almíbar cubierto o en un recipiente hermético resistente al calor hasta que lo vayas a utilizar.
  • Guardado en un recipiente hermético en la nevera o el congelador puedes conservarlo hasta Refrigera al menos 3 horas antes de desmoldar, aún mejor toda la noche.

Migas de almendras y especias

Ingredientes:

80 g azúcar blanco

20 g harina común

30 g harina de almendra/ almendras finamente molidas

2g / ½ cucharadita de levadura

30 g mantequilla derretida

½  cucharadita de vainilla en polvo

2 vainas de pimienta rosa

1 + ½ cucharaditas de Allspice o 2 vainas de pimienta de Jamaica

2 gr. de sal en escamas

1 cucharadita vainilla en pasta o extracto puro de vainilla  

20 gr. de almendras picadas no demasiado finas

Preparación:

  • Precalienta el horno a 150º.
  • En un mortero muele las vainas de pimienta de Jamaica y rosa junto a la sal en escamas.
  • En un bol grande mezcla: el azúcar, la harina, la harina de almendras y las especias que has molido. Añade también la vainilla en polvo y mezcla bien los ingredientes secos.
  • Añade la mantequilla fundida y mezcla a baja velocidad hasta que la masa empiece a formar pequeños grupitos o pegotes.
  • Prepara una bandeja de horno con un pedazo de papel sulfurizado o una lámina antiadherente de silicona y esparce sobre ella los pegotes de masa.
  • Hornea las migas 20 minutos, rompiendo de vez en cuando con una espátula. Al salir del horno pueden estar ligeramente húmedas. Se secarán y endurecerán cuando se enfríen por completo.
  • Deja enfriar por completo en la bandeja, sobre una rejilla de enfriado.
  • Cuando se enfríen, guárdalas en un recipiente hermético o muy bien cubiertas con film. Puedes conservarlas en un recipiente hermético en la nevera o congeladas y se mantendrán frescas hasta 1 mes.

Crema de mantequilla de merengue suizo de chocolate blanco, pimienta rosa y ginebra

Ingredientes:

250 gr. de clara de huevo (Si quieres puedes utilizar claras pasteurizadas, pero no es necesario)

Opcional: ¼ de cucharadita de crémor tártaro

500 gr. de azúcar blanco

250 – 300 gr.. de mantequilla a temperatura ambiente cortada en cubitos

200 gr. de chocolate blanco fundido y templado

1 cucharadita vainilla en pasta o extracto puro de vainilla

3 cucharadas de ginebra

2 -3 vainas de pimienta rosa

Una pizca de sal
border: pink 1px dotted;

Si es la primera vez que preparas Swiss merengue buttercream echa un vistazo a este post ¡Te va a salir genial!

  • Limpia el bol de acero inoxidable, el batidor, la varilla de la batidora y un par de espátulas con papel de cocina y zumo de limón para eliminar cualquier resto de grasa.
  • Añade las claras de huevo y el azúcar al bol. Ponlo al baño maría y cocina la mezcla, removiendo ocasionalmente hasta que alcance una temperatura de 54-60º. *Si no tienes termómetro de azúcar, puedes probar pasando la yema del dedo por la varilla. Si no quedan granitos de azúcar está listo.
  • Lleva el bol a la batidora y pon el accesorio varilla. Comienza a batir a velocidad baja, aumentando la potencia mientras la mezcla se enfría.
  • Bate hasta que haga picos firmes y se vuelva muy grueso y brillante. Cuando la base del bol esté fresca al tacto estará listo (este paso puede llevar un poquito de tiempo, 15 minutos, incluso más.
  • Cuando el merengue esté brillante y liso, con la batidora a velocidad baja, añade la mantequilla, cubito a cubito.
  • Bate hasta que la mezcla esté sedosa y suave. Añade a vainilla y la sal y bate 1 minuto más.
  • Añade el chocolate templado y las especias, bate 3 minutos más.
  • La crema de mantequilla debe quedar sedosa, brillante y espesa, como un helado.
  • Puedes hacer la crema con antelación y guardarla en la nevera o congelarla. Déjala a temperatura ambiente un par de horas y vuelve a batir de nuevo antes de usarla, para que esté cremosa y brillante.
  • La crema se mantendrá perfecta a temperatura ambiente en un recipiente hermético, perfectamente cubierta, o en una bolsa para congelar a temperatura ambiente 1 día, hasta 1 semana en la nevera y hasta 1 mes congelada. Anota en la bolsa la fecha y el sabor antes de congelarla.

Montaje de la tarta:

Montar la tarta es un proceso rápido si preparas tu mise en place con tranquilidad. Si hace calor el proceso será algo más pausado, ya que hay dejar que cada capa de bizcocho y crema refrigere 5 o 10 minutos antes de seguir colocando capas, lo que te garantizará que no se aplaste -terrible y dramaticamente- todo tu trabajo.

Antes de empezar, prepara todos los ingredientes: tus bizcochos y cremas.

Prepara tu zona de trabajo, coloca el plato giratorio, las espátulas, las lengua de silicona para rebañar, la base sobre la que vayas a montar y un trapito por si te pringas, que suele ser lo más divertido, pero luego limpiar tus huellas por toda la casa, pues no lo es tanto.

  1. Antes de empezar: Prepara todo lo que necesites. Despeja tu zona de trabajo, ponte tu cafetito, tu coca-colita o tu beer favorita, que ahora empieza lo bueno. Si tienes dudas sobre que puedes necesitar puedes o sibre cómo va a ir la tarea, echar un vistazo a este post.
  2. Sobre el plato giratorio y bajo la base de la tarta, coloca un pedacito de esterilla de silicona, así la base no se moverá y podrás trabajar tranquilamente.
  3. Si tus bizcochos han quedado feos, abultaditos en la parte superior o si, simplemente, quieres capas más finas, utilizando una lira o un cuchillo de sierra, retira la “jorobita” o corta los bizcochos a la mitad, para hacer 2 capas de cada uno.
  4. Para esta tarta has preparado 3 bizcochos y 2 mini-cheesecakes. Yo utilicé sólo una de las tartitas de queso, que quedan más bien chiquititas y los bizcochos amarmolados cortados a la mitad, Me quedarón 6 capas más finas de bizcocho + 1 capa de cheesecake. Al final sólo utilicé 5 de las 6 capas de bizcocho. Utiliza las que tú quieras, puedes dejar los 3 bizcochos enteros, 2 de bizcocho y 2 cheesecakes ¡A tu gusto!
  5. Sobre el plato o la base que vayas a utilizar, pon una pequeña cantidad de crema y extiéndela con una espátula, dejándola planita, este será el “pegamento” de la tarta.
  6. Sobre ella, coloca el primer bizcocho AL REVÉS: gíralo y coloca la parte que se cocinó en la base del molde, hacia arriba, para que la cara más lisita esté hacia arriba.
  7. Retira entonces el disco de papel sulfurizado de la base y, con una brochita de silicona, limpia las miguitas que puedan desprenderse, así trabajarás más limpio.
  8. Después, con una brochita empapa el bizcocho con almibar de gin tonic, un poco solamente, no demasiada cantidad. Aplica aproximadamente 2 cucharaditas o 3 de almíbar por bizcocho. Si añades más almíbar de lo que el bizcocho puede absorber, chorreará y se formará un charquito chungo en la base de la tarta (incluso después de terminarla y dejarla lista para servir, puede suceder y te encontrarás la tarta en medio de un charquito).
  9. Después, utilizando una manga pastelera: realiza una circunferencia de crema en el borde del bizcocho: esté será el muro de contención del relleno. Así no se saldrá nada. Deja el “dique” a 1 cm. aproximadamente del borde, para tener algo de margen, por si el peso de la tarta aplasta la crema. Puedes refrigera 5-10 minutos antes de colocar la siguiente capa, para que la crema esté durita, y no se mueva, ni se aplaste.
  10. Dentro de este círculo de crema de mantequilla pon el resto de crema de relleno. Con una cuchara de medir, para controlar la cantidad de migas que añades, ve esparciendo miguitas de almendra especiadas, a tu gusto, la cantidad de trocitos de galletas que quieras. Yo añadí, más o menos 3 cucharadas de migas en cada capa. Reserva el resto para decorar.
  11. Refrigera 5 o 10 minutos.
  12. Repite con la segunda y tercera capa: haces el círculo de crema de mantequilla y rellenas después con más crema y añades las migas. Refrigera 10 minutos entre capas.
  13. Con mucho cuidado gira la tartita de queso de hibisco y coloca la parte que se horneó en la base del molde hacia arriba. Cubre de crema como el resto de capas, sin empapar de almíbar. Con suavidad, cubre los bordes de esta capa con una pequeña cantidad de buttercream, para hacerla más resistente. La capa de tarta de queso es la más frágil y es preferible prevenir reforzando los lados. Además es la más irregular, por lo que así puedes rellenar los posibles huecos con crema de mantequilla y equilibrar las irregularidades.
  14. Repite con las últimas capas: haces el círculo de crema de mantequilla y rellenas después con más crema y añades las migas. Refrigerando entre capas.
  15. Puedes comprobar con una espátula recta y larga o con una regla que no te estás torciendo durante el montaje. Al tratarse de una tarta alta y de un proceso largo, es fácil perder la perspectiva.
  16. Una vez que hayas montado la capa final, añade un par de cucharadas de helado de crema de mantequilla aplica una capa finita de cobertura, que hará de capa tapamigas. También puedes utilizar la manga. Extiende bien, rellena los posibles huecos y deja lo más lisita posible. Refrigera la tarta 30 minutos o 1 hora antes de cubrir con la capa final, que será la capa decorada.
  17. Para terminar: Puedes decorar como más te guste. Puedes aplicar crema y alisar totalmente, extenderlo “a la remanguillé”, que diría mi madre, incluso no dar esa capa tapamigas y dejar los bizcocho sin cubrir, rollo naked cake.
  18. Yo apliqué crema que teñi con unas gotas de colorante alimentario en gel, empezando siempre por la parte superior, y bajando despues a las paredes, para cubrir la tarta por completo: Empieza por la parte superior, alísalo antes de seguir, ya que, como la tarta está fría, la crema se enfriará muy deprisa y trabajarla puede volverse díficil. Después aplica crema por los laterales. Para hacerlo, utiliza una espátula de codo y realiza movimientos rápidos, como si extendieses mermelada (o mejor, nutella) sobre una tostada. Puedes hacer dibujos, alisar la crema o dejar un acabado más rústico. Como más te guste a ti.
  19. Para terminar, rellena una manga con preparada con una boquilla que te guste, o varias distintas, y haz estrellas, rosas, montoncitos como te guste. Yo utilicé crema teñida y sin teñis, dos mangas y dos boquillas de estrella de distintos tamaños.
  20. Coloca la tarta en el plato giratorio, para poder ir girando la tarta la tarta mientras trabajas. Si una decoración no te convence, puedes retirarla con cuidado usando una espátula o una lengua y empezar de nuevo.
  21. Remata con migas, sprinkles o lo que te guste a ti. Yo le puse moras de chuche, porque me encanta el Gin tonic rosa con moras. Como la Ginebra dicen que es más baja en calorías, pues equilibro esa pérdida con chuches, porque más vale caloría en mano que ciento volando.

¡Feliz celebración de lo que quieras!

¡Besitos inmensos!

2 comentarios sobre “Pink Gin Tonic Layer cake: Una obra caótica y una tarta perdida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.