Las Chocolate chip cookies de Christina Tosi han sido para mí todo un descubrimiento.

Supongo que como lo ha sido descubrir a Christina y su Milk bar.

Como soy una intensa de la vida, me ha dado fuerte, y me he sumergido por completo en Milk bar life, su último libro.

Si a ti también te molan la vida las galletas y el trabajo de Christina, echa un vistazo a este monográfico galletero.

Su receta de Cookies con chips de chocolate no es tan diferente de  la receta original de las Toll House Chocolate Chip Cookies.

Ambas llevan practicamente los mismos ingredientes, y, como verás, los cambios en las proporciones son pequeños, no hay giro dramático ni ingrediente secreto -quizá sí un ingrediente inesperado-, sin embargo, yo he encontrado mi galleta definitiva.

Aún así, me ha parecido de justicia darle a las Cookies originales de Ruth wakefield un lugar en este: Duelo a muerte de galletas.

De las cookies a originales a las Chewy cookies de Tosi.

  

Cuando, hace algunos años encontré en El rincón de Bea las receta original de las Cookies de Chocolate, me volví muy loca. Porque soy una romántica, porque Bea explicaba la historia de Ruth Wakefield, creadora de estas galletas, y porque me parecían “las auténticas”, y eso a mí me hace suspirar.

De hecho han sido mis cookies de referencia durante estos años.

Las Toll House Chocolate chip cookies que publicó Bea allá por el 2010, son la receta original de Ruth Wakefield (en el enlace al blog de Bea puedes leer su historia y saber un poquito más sobre el origen de estas galletas) y, durante años han sido para mí las Cookies de trocitos de chocolate absolutas. Mi referencia.

No me sentía intrigada por ninguna otra receta, ni me apetecía probar otras, porque tenía la auténtica, gracias a Bea. Estas eran las galletas. Punto.

Sin embargo, entonces, vi a Christina haciendo galletas en Netflix. En una inmesa y pulcra cocina, alojada en un loft de Nueva York. Christina, reina de las cookies, preparaba un montón de galletas diferentes, hundiendo su cuchara de helado en masas de colores, repletas de sprinkles, chips y un montón de ingredientes que no te esperarías encontrar en una galleta. Vi sus galletas, su paseo por la feria, y el Milk bar. Y entonces, algo se movió dentro de mí, como se aguza la oreja de una ratilla.

Tras unos días de espera -nada ansiosa, que no, espera tranquila, algo así como dos días antes de reyes- llegó el libro. Esperé con todas mis ganas a que llegara el sábado, saque las armas reposteras, y ¡A hacer galletas como las locas!

Salieron del horno. Por favooorrr, cuanta maldad, cuanto azúcar y ¡Cuanta mantequilla!

Estas son, estas son mis galletas.

Hay tres o cuatro momentos como este en tu vida. Encontrar a tu pareja. Lo sabes, lo sabes aunque no lo sepas. Encontrar tu casa. Lo sabes. Sí, lo sabes. Y encontrar TU GALLETA PERFECTA: lo sabes.

BUSCA LAS 7 DIFERENCIAS:

Dos galletas practicamente iguales en cuanto a ingredientes, pero muy diferentes ¿Y tú de quién eres?

Podrás ver cómo pequeñas variaciones producen efectos muy diferentes en el resultado, lo que además, en mi opinión, te da pistas si andas en busca de ajustar la receta de las cokies para conseguir la receta perfecta para ti.

1. Más mantequilla: Aunque podrás ver que la receta de Christina lleva menor cantidad, la proporción respecto al resto de ingredientes es, en realidad, mayor. Unos 230 gr. de mantequilla por 250 gr. de harina; frente a los 250 gr. de mantequilla por 300 gr. de harina de la receta original.

  1. Mayor cantidad de azúcar moreno: mientras las galletas originales llevan dos mitades exactas de azúcar blanco y moreno (150 gr. de cada), las galletas de Christina llevan mayor cantidad de soft brown sugar (160 gr.), y algo menos de azúcar blanco (120 gr.). El azúcar moreno aporta un delicioso sabor acaramelado y más humedad, mientras que el azúcar blanco hace que los dulces tengan esa deliciosa capita crujiente por fuera ¡Mezclarlos siempre es buena idea!

  2. Dale a la vainilla: ¿Por qué una cucharadita? Ponle un poco más, dos cucharaditas de vainilla, extracto o pasta, de buena calidad. Un extracto que queda delicioso en las galletas es el extracto de princesa de Lorann Oils Bakery Emulsions.

  3. Menos harina: La proporción de harina es también algo menor, en relación con el azúcar y la mantequilla de la receta. Un poquito menos de harina: 250 gr. en lugar a 300 gr. , sin embargo la cantidad de mantequilla es practicamente la misma: 230 gr. frente a 250 gr. La proporción es mayor si la comparas. Algo más de azúcar moreno: 160 gr. de un total de 280 gr., frente a 150 gr. de un total de 300 gr.

Puedes ver como variando ligeramente las proporciones cambia por completo la receta, sin variar los ingredientes.

  1. Derretida, por favor: La mantequilla fundida es mágica. Cambia el resultado, dando a luz lo que los americans llaman  Chewy cookies (galletas chiclosas, galletas correosas, pero no es exacta la descripción, galletas tiernas y pegajosas se aproxima más). Al incorporar la mantequilla derretida las galletas serán más suaves y crujientes, más pegajosas, más deliciosamente pegajosas, blanditas pero crujientes.

  2. Un ingrediente secreto: Leche desnatada en polvo: Añade cremosidad, ternura y profundidad de sabor, tanto en las cookies como en otras elaboraciones, y hace que las galletas sean más deliciosamente pegajosas.Sigue trabajando en la línea Chewy, correoso/ chicloso = pegajo-licioso, suave, crujiente por fuera, suave y dulce y por dentro. Pegajo-liciosas, tiernas y blanditas, así son.

  3. Mezcla y resta impulsores y añade un huevo menos: 1 sólo huevo, frente a los dos huevos de la receta original, sin embargo como puedes ver el resto de cantidad de ingredientes es muy similar.

*Si divides la receta, utiliza sólo la yema, el resultado es una pasada.

Y añade 1/2 cucharadita de levadura y 1/4 de bicarbonato, en lugar de 1 cucharadita de bicarbonato.

Por lo demás, la receta muy parecida, sin embargo, mira que diferente es si aspecto ⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓:

La receta original de las Chocolate Chip Cookies que yo utilizo es la de Bea, puedes encontralas aquí.

Son maravillosas, pero si te va el mismo rollo que a mí, galletas que se derriten en la boca, crujientes por fuera y súper tiernas por dentro, la receta de Christina te va a encantar.

Christina Tosi Chocolate Chip Cookies:

Ingredientes:

230 gr. de mantequilla, derretida y algo templada

160 gr. de azúcar moreno claro (puedes utilizar Drak brown sugar, panela o el azúcar que más te guste. Que sea de la mejor calidad posible, porque es un protagonista absoluto de la receta).

120 gr. de azúcar blanco

1 huevo grande a temperatura ambiente

2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto

250 gr. de harina común

2 cucharadas de leche desnatada en polvo (Yo utilizo esta)

1 + 1/4 de cucharadita de sal

1/4 de cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de levadura

125 gr. -o lo que tú quieras- de chips de chocolate o chocolate de calidad picadito

Preparación:

  1. Derrite la mantequilla y reserva.
  2. Pica el chocolate.Reserva.
  3. Pesa mezcla y tamiza los ingredientes secos.
  4. En el bol de la batidora, con el accesorio pala, pon el azúcar y la mantequilla. Bate 2 o 3 minutos a velocidad media alta. No se va a cremar, porque la grasa está líquida. Cuando esté bien mezcladito está listo.
  5. Añade el huevo prebatido y la vainilla y bate 1 minuto más.
  6. Añade de 1 sola vez los ingredientes secos y mezcla 2 minutos más.
  7. Añade los chips de chocolate, mezcla a velocidad suave 15-30 sg. y retira el vaso de la batidora.
  8. Deja que la masa repose refrigerada 30-45 minutos.
  9. Prepara una bandeja que quepa en su congelador, cubriéndola con una lámina silpat o una hoja de papel de horno.
  10. Utilizando una cuchara de helado ve haciendo bolitas. Rebaña la cuchara contra la pared del vaso de la batidora para que quede praticamente plana por un lado.
  11. Congela la bolitas, 30 -45 minutos o toda la noche.
  12. Precalienta el horno a 170º.
  13. Prepara la bandeja del horno con una lámina silpat o una hoja de papel de horno.
  14. Cuando el horno esté bien caliente, pon las bolitas en la bandeja, deja espacio entre ellas porque se expandirán el horno.
  15. Hornea hasta que estén doraditas y la cocina huela a galletas. Cuando las galletas salgan del horno estarán blandas, pero una vez frías adquirirán consistencia. No esperes a que estén duras para sacarlas del horno.
  16. Deja que se enfríen sobre la bandeja del horno 5 o 10 minutos, antes de moverlas. Después, cubre una rejilla con una hoja de papel de horno y transfiere las galletas para que terminen de enfríarse.

No hay un tiempo de horneado absoluto para las galletas, ya que a cada uno nos gustan de una forma. Por lo general, entre 10-12-15 minutos están listas, pero depende de tu horno y de tu gusto personal.

Por eso, hornea hasta que:

  • Estén doradas, poco o mucho depende de tu gusto.
  • Hasta que al tocarlas estén blanditas pero cuajadas.
  • Hasta que la cocina huela a galletas.

Si estás list@ para disfrutar de las mejores galletas del mundo, planteáte un cookie challenge como el mío y ¡Dale!

¡Besito inmensos!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.