Me encantan las tardes de lluvía. Y aunque, cuando me pilla el chaparrón de camino al trabajo, me gustan un 30% menos, si me toca tarde libre y puedo ver llover fuera mientras mi tacita de café y yo nos disponemos a meterle mano a una merienda repleta de chocolate ¡No me cabe en el cuerpo el gozo!

Así que, para resarcirte de cielos grises y paraguas dados la vuelta en medio de un tifón mozónico ( True story: holaa, lo he vivido esta semana 😂😂😂) ¡Ponle chocolate a tu tarde! Salud y chocolate ¿No son practicamente sinónimos?

Dime que, sabiendo que esta tarta te espera en casa, no te vas mucho más contento a cumplir con tus obligaciones. Seh, así se va mucho más feliz al cole, no hay duda.

Además, esta tarta de chocolate viene con un 30% menos de sentimiento de culpa que otras tartas, PORQUE ¡Es casi una ensalada! Mira, el bizcocho es de remolacha y aceite. Nada de mantequilla.

Sí, sí, lo sé, lleva un chingo (seh, viva Méjico y sus expresiones 😎) de chocolate, pero, es materialmente un producto de la huerta.

Además lleva sanísimas avellanas crudas. Sí, sí, lo sé, que después de tostarlas y añadirles azúcar y chocolate para formar una delicia de crema de praliné, sus ácidos grasos insaturados pues, ya no suenan tan sanos, pero ¡El chocolate contiene feniletilamina, que hace que tu maravilloso cuerpower, que todo se lo merece, produzca dopamina ¡Y la dopamina es el neurotransmisor del placer y el amor universal, que lo sabe todo el mundo. Y está lloviendo fuera, la vida es dura, y ¡Necesitamos dopamina! ¿Quién no? Esta dosis dopaminérgica va cubiertita de fruta, fruta sana, fruta fresca, y, sólo un poquitín más de (300 gr. 😜😂) chocolate en la ganage de chocolate negro y crema agria más cremosamente saludable que hayas probado. Sano. Sano. Todo muy sano.

Así que, como verás, esta tarta es salud. Salud mental y salud de la otra, saludablemente deliciosa ¿O no?

¿Te he convencido ya? 😂😜🤤 Piénsatelo, mientras voy a por otro trocito, y luego a correr 200 millas 😂-

Tarta de chocolate y remolacha con praliné de avellanas

Bizcocho de remolacha y chocolate

Puedes ver más sobre la receta completa aquí.

Con las cantidades de esta receta puedes hacer 3 bizcochos de 15 cm. o, como hice yo 4 bizcochos de 10 cm. de diámetro. Para montar la tarta utilicé 3 de los bizcochos. Cada bizcocho está preparado con 350 gr. de masa. Puedes pesar la masa para adaptar la cantidad a tus moldes. Si te sobre masa, siempre puedes hacer con el resto un bizcocho para el desayuno.

Ingredientes:

4 huevos L a temperatura ambiente

350 gr. de azúcar granulado (yo usé azúcar blanco, pero puedes utilizar azúcar moreno, o una mezcla de distintas clases de azúcar)

300 ml. de aceite de girasol

1 cucharadita de vainilla en pasta

190 gr. de harina

90 gr. de cacao natural sin azúcar

1 cucharadita de levadura química

1 cucharadita de bicarbonato

1 cuchradita de pimienta de jamaica

1/4 de cucharadita de nuez moscada

1/2 cuchradita de jengibre molido

Puedes experimentar, variar, o sustituir las especias sin problema, pon las que te gusten a ti

1 cucharadita de sal

300 gr. de puré de remolacha bien escurrido

175 gr. de chocolate negro (70% de cacao) fundido y templado

1 cucharadita de vinagre de vino blanco

1 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 175º y prepara tus moldes.
  2. Pesa, mezcla y tamiza el harina y el cacao, junto a las especias y los leudantes. Mezcla muy bien y reserva.
  3. Derrite el chocolate y reserva, para que tenga tiempo de perder temperatura.
  4. Pon los huevos en el vaso de la batidora y, con el accesorio pala o el accesorio amasador de tu batidora, rompe un poquito los huevos y añade el azúcar. Comienza a batir a velocidad suave, y ve aumentando la velocidad. Bate 12- 15 minutos. Sin miedo, hasta que la mezcla esté muy mullida, gruesa y esponjosa.
  5. Baja la velocidad de tu batidora, y añade el aceite, despacito, en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso. Añade en un par de veces, dejando que se integre por completo. Cuando la masa recupere el aspecto que tenía, continua con el resto del aceite.
  6. Retira el vaso de la batidora y, con una varilla grande, incorpora los ingredientes secos que tamizaste, y el puré de remolacha, intercalados. Tres adiciones para la parte seca (empiezas con harina + cacao y terminas igual) y dos adiciones para el puré. Mezcla suavemente, pero cuidando que quede perfectamente mezclado.
  7. Por último, incorpora el chocolate fundido. Mezcla hasta incorporar.
  8. Rellena los moldes, yo puse 300- 350 gr. por molde.
  9. Lleva al horno precalentado. Mis bizcochos tartdaron 40 minutos, pero cada horno es un mundo, así que puede que tarden un poquito más o menos. Cuando lo pinches con un palillo de brocheta y este salga limpio y seco, pero con alguna miguita ¡Están listos!
  10. Saca del horno y deja que terminen de enfríarse sobre una rejilla, para que la base no se humedezca y pierdan temperatura de forma uniforme.
  11. Una vez fríos, desmolda tus bizcochos, envuelve muy bien en film transparente y congélalos. Incluso aunque vayas a montar la tarta en el día, congelar los bizcocho compacta la miga, y hace que conserven mucho mejor la humedad, por lo que la tarta estará jugosa más días, es decir ¡Más días para comer tarta!
  12. Cuando vayas a montar tu tarta, saca del congelador los bizcochos y déjalos unas horas en la nevera, y después un par de horas a temperatura ambiente. Los bizcochos descongelan en muy poco tiempo, ya lo verás.

Praliné de avellanas

Adaptada de Linda Lomelino: Nougat cream de su tarta “Nut and Nougat fantasy”

La receta original de Mrs. Lomelino puedes encontrarla en su libro “Lomelino´s cakes”

Ingredientes:

220 gr. de leche en polvo (yo la utilicé desnatada)

200 gr. de avellanas crudas

200 gr. de choocolate negro 70% de cacao

250 gr. de azúcar moscovado

1/2 taza de nata para montar, 30% de materia grasa

1/4 de taza de leche entera

1 cucharada de miel

1 pizca generosa de sal

Preparación:

  1.  Prepara una bandeja de horno con una hoja de papel sulfurizado y precalienta el horno a 175º.
  2. Coloca las avellanas extendidas y tuéstalas en el horno durante 10-12 minutos. Abre la puerta de vez en cuando y revuleve un poquito las avellanas. Se queman facilmente y de esta forma, se tostarán de manera más uniforme y además controlas cómo van.
  3. Una vez tostadas, ponlas sobre un pañito limpio, cuando hayan perdido algo de calor, y frótalas unas contra otras, para que pierdan la mayor cantidad de piel posible. No pasa nada si no quedan totalmente peladas, pero trata de eliminar toda la piel posible.
  4. En un cacito, al baño maría, funde el chocolate. Reserva.
  5. Tritura las avellanas en un procesador de alimentos. Reserva.
  6. A parte, mezcla el azúcar y la leche en polvo. Reserva.
  7. Calienta la nata junto a la miel en una jarrita en el microondas, o en un cacito, y en a parte, calienta la nata. Puedes mezclarlas y calentarlas juntas, pero si lo haces por separado, puedes añadir de una vez la nata, y, después, ir añadiendo leche poco a poco, para elegir la textura que quieres que tenga tu crema.
  8. Mezcla las avellanas y el cholate.
  9. Añade esta mezcla a la mezcla de azúcar y leche en polvo. Mezcla suavemente hasta incorporar, mientras vas añadiendo, primero la nata, y después la leche caliente.
  10. Añade la sal. Yo la muelo con un molinillo directamente sobre la mezcla.
  11. Deja que enfríe ligeramente antes de utilizar la crema. Cuando está caliente es cremosa y fluída, pero, una vez fría, es consistente y densa. Para trabajar con ella la temperatura ideal es a temperatura ambiente. Yo empecé a montar la tarta con la crema templada y me tuve que pelear un poquito con ella, por eso, si tienes tiempo, deja que enfríe por completo.

Ganaché de chocolate negro y crema agria

Ingredientes:

300 ml. de crema agría, o su versión casera, 300 ml. de nata para montar y 2 cucharaditas de zumo de limón recién exprimido

300 gr. de chocolate negro, 70% de cacao

1 cucharada de miel

1 pizca generosa de sal

1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Si encuentras crema agria en el super genial, si no, puedes hacer una versión -aproximada- casera: mezcla la nata con el zumo de limón y deja reposar 10 minutos.
  2. Mientras trocea el chocolate.
  3. Una vez que la nata haya espesado, ponla en un cacito a fuego medio-alto, sin despistarte mucho, porque en cuanto rompa a hervir rebosará.
  4. Retira del fuego tras el primer hervor, y vierta la crema caliente sobre el chocolate.
  5. Deja que repose 2 o 3 minutos, y, con una varilla, comienza a emulsionar la ganage batiendo suavemente en el centro. Haz pequeños círculos concéntricos hasta que veas como empieza a formarse un remolino. Continua mezclando hasta que la crema quede brillante y chocolateada, y compruebes que no quedan pedacitos de chocolate sin derretir.
  6. Añade la miel, la vainilla y la sal y mezcla muy bien.
  7. Cubre con un trocito de film, a piel, bien pegadito a la superficie. Siempre que prepares cremas que lleven leche o nata, debes cubrir a piel, hasta que la crema esté fría, para, así, evitar que se forme una película -desagradable- sobre la crema.
  8. Deja que la ganage repose a temperatura ambiente hasta que enfríe por completo. Puedes acelerar el proceso metiéndola en la nevera y removiendo con frecuencia, pero, cuidado, porque si se enfría demasiado, trabajar con ella va a ser una pelea a muerte, y llevarás tú las de perder. Esta crema endurece bastante una vez fría, pero a temperatura ambiente se trabaja de maravilla.

Montar la tarta:

Si es tu primera tarta o tienes alguna duda sobre Cómo montar un layer cake desde cero, puedes echar un vistazo a este post, quizá te ayude😉.

 

Montar la tarta es un proceso rápido si preparas tu mise en place con tranquilidad. Si hace calor el proceso será algo más pausado, ya que dejar que cada capa  de bizcocho y crema refrigere 5 o 10 minutos antes de seguir colocando capas, te garantizará que no se aplaste -terrible y dramaticamente- todo tu trabajo.

Antes de empezar, prepara todos los ingredientes: tus bizcochos y cremas.

Prepara tu zona de trabajo, coloca el plato giratorio, las espátulas, las lengua de silicona para rebañar, la base sobre la que vayas a montar y un trapito por si te pringas de chocolate, que suele ser lo más divertido, pero luego limpiar tus huellas por toda la casa no lo es tanto.

Yo utilicé sólo 3 de los 4 bizcochos, porque el 4º ¡Me lo comí!😋 Utilizando la lira, o un cuchillo de sierra, si tu orientación espacial es buena y eres capaz de cortar bizcochos rectos -habilidad de la que yo carezco por completo-, divide los 3 bizcochosen dos capas cada uno. Con una brochita de silicona retira las miguitas que se desprendan facilmente.

Comienza el montaje:

  1. Truquillo: Bajo la base de la tarta, coloca un pedacito de esterilla de silicona, así la base no se moverá y podrás trabajar tranquilamente.
  2. Sobre el plato o la base que vayas a utilizar pon una pequeña cantidad de crema de chocolate y extiéndela con una espátula. Sobre ella, coloca el primer bizcocho AL REVÉS: gíralo y coloca la parte que se cocinó en la base del molde, hacia arriba. Retira entonces el disco de papel sulfurizado de la base y retira con una brochita de silicona las miguitas que puedan desprenderse, así trabajarás más limpio.
  3. Después, con una manga pastelera o con una cuchara de helado y una espátula para extender pon 1 cucharada de praliné de avellanas (yo puse 1 y media y rebosó, me vi obligada a rebañar con una cuchara y comerme el excedente, pero me sacrifiqué y lo hice, porque así soy de abnegada 😂). Extiende hasta que el borde del bizcocho quede a 1 o 2 cm. y refrigera 15 minutos, para que la capa se asiente antes de colocar la siguiente bizcocho.
  4. Repite la operación hasta terminar con los bizcochos. Refrigera 10-15 minutos entre la colocación de cada capa.
  5. Para terminar: Puedes decorar como más te guste. Puede cerrar las capas de crema con ganage, extenderlo a la remanguillé, que diría mi madre, y dejar los bizcocho sin cubrir, rollo naked cake. Yo apliqué ganage de crema agria para cubrir la tarta por completo. Empieza por la parte superior, alísalo antes de seguir, ya que, como la tarta está fría, la ganage se enfriará muy deprisa y trabajarla puede volverse un engorro. Después aplica crema por los laterales. Para hacerlo, utiliza una espátula de codo y realiza movimientos rápidos, como si extendiéses mermelada (o mejor, nutella) sobre una tostada. Puedes hacer dibujos alisar la crema o dejar un acabado más rústico como he hecho yo.
  6. Para terminar, puedes, como hice yo, picar 50 gr. de chocolate negro, y pegarlo en la base de la tarta.
  7. Después, unas frutas troceadas, unas flowers y tarta de chocolate y remolacha que te meriendas, tan ricamente oye 😊😊.
  8. Por supuesto, puedes decorar de otra forma, como más te guste a ti, con corazones, sprinkles, colorinchis o algún topper chulo de morirte😊 o a tu rollo.
  9. Para terminar, ármate de cuchillo, tenedor y servilleta a modo de babero y ¡A comer tarta!

Con este pastelón, generador de dopamina y parte de una exhaustiva operación neopreno 🤤 me estreno, con toda mi ilusión ❤️️, en el reto disfruta en el que, cada mes Lidia, autora de Nunca es demasiado dulce, nos propone frutear nuestro pastelerísmo 😋.

Si tú también quieres, haz click en el logo ¡Hay un montón de recetas chulas y dis-frutonas! ¡No te las pierdas!

 

¡Besitos inmensos!

10 comentarios sobre “Tarta de chocolate y remolacha con praliné de avellanas

  1. Hola guapísima!! Cono siempre nos traes tartas tan espectaculares que crean necesidad. Toda una delicia la combinación de sabores que has usado, toda una joya de tarta para los amantes del chocolate. Y las fotos me han requete enamorado. Muchos besos!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola bombón!!! A mí me ha requete enamorado tu comentario ❤️❤️❤️ No sabes que ilusión me hace que te guste! 😊😊😊 La remolacha nunca me supo tan bien como rodeada, bañada y sumergida en chocolate y avellanas 😂😂😂😂 Un besito inmenso y muchas gracias por tomarte el tiempo de escribirme! 😘😘😘

      Me gusta

    1. Como me alegra que te guste!!! 😊😊😊❤️ En cuanto que te pongas te sale, ya lo verás 💪🏻💪🏻💪🏻😉 Además esta tarta es súper fácil!!! Siencuentras cualquier dificultad me dices y seguro que hay un truqui para solucionarlo…Muchas gracias por visitarme bombón!!! ❤️😊😉😘

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues ya que lo dices, segurísimo que la intentaré hacer y te preguntaré si tengo alguna dificultad. Muchísimas gracias a ti por compartir todas estas recetas increíbles, y además, con unas fotos espectaculares 😱 Un besazo corazon!

        Me gusta

  2. 😊 Claro que sí! Si te animas a intentar esta, otra o una receta tuya, te va a quedar de lujo! Ya verás!!! ❤️😊 Para
    cualquier cosa no dudes en decirme 😉 Muchísimas gracias por tus palabras! Me has alegrado la mañana! ❤️❤️❤️ Un besito grande! Feliz día!

    Me gusta

  3. Te tengo que dar la enhorabuena María porque has encontrado la manera de hacer que comer dulces no se sienta como un pecado. Vaya, que yo el fin de semana pasado hice una tarta de 5 pisos de chocolate y me sentía culpable, pero después de leer tu entrada pues ya no. Obviamente lo hice por mi salud -verdad que si?- porque necesito dosis de dopamina, que aquí en alemania casi no vemos el sol. A partir de ahora nadie volverá a juzgarme!! gracias a tí tengo un argumento sólido para defender mi morlaquismo 🙂
    No, ahora en serio, una pasada de tarta, me encanta el estilo que tiene y los colores. La remolacha con chocolate ya la he probado, tengo una receta en el blog y me encantó. Seguro que con avellana solo puede ser mejor!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajaja 😂😂😂 Muero con el término “morlaquismo”, a mi diccionario va!!! 😂😂 Claro, a mí me pasó lo mismo, era una tarta muy gorda, y necesitaba una argumentario sólido, que justificase verme comiendo praliné de pie en la cocina a cucharadas soperas…y entonces ¡Dopamina! ¡Feniletilamina! Oh, palabrotas salvadoras 😉😉😉 Jajajaja. No sabes que ilusión me hacen tus comentarios, y quiero decirte que me he recorrido tu blog, tus andanzas mudanceras, tu nueva cocina… ¡Me encanta! Aunque no caí en tu tarta de remolacha con chocolate (todavía 😊) , tu tarta de leche con galletas, con buttercream de leche me mató… Tus recetas me inspiran! ❤️❤️❤️😊 Gracias por tu comentario y por tu sentido del humor, amplias mi vocabulario en la dirección correcta 😂😂😂 ¡Un besote!

      Me gusta

    1. ¡Muchas gracias Lidia! Toda ilusionada me estreno por fin en el reto ❤️️❤️️❤️️!!! Con esta tarta gorda de chocolate, sí…jajaja 1000 gracias bombonazo! Encantada me quedo con participar, y con mucha ilu ¡Gracias! 😍

      Me gusta

Responder a caudesucre.com Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.