No encuentro una expresión del amor más auténtica que el chocolate.

Sea para decir te quiero a tu chico o a tu chica, para dejarte claro a ti mism@ que te quieres un montón, o sea una cura para el desamor ¡El chocolate da gustico! Y en forma de tarta ¡Más!

Aunque, si he de ser sincera, sería mucho más fan del Día de San Valentín si viniese acompañado…yo qué sé, de un día festivo (así, porque sí…😂), acompañado de buttercream de super-super-super chocolate entre capas de suave bizcocho de naranja ¡También me gusta bastante!

Sí me mola la idea de tener una excusa para maquearnos, ponernos guapos y darnos un homenaje. Eso sí me va. Será que a mí toda excusa para la celebración me viene bien, sin embargo no creo en las restricciones ¡El día de San Valentín debe ser para todos! Como en América Latina, Día del amor y de la amistad. Día de irte por ahí con tu mejor amiga a tomarte unos vinos. O Día Mundial comer tarta de chocolate porque sí.

Ese es el día de San Valentín que me molaría a mí.

Sea como sea, con una tarta para dos, para uno o para ti y tus siete amigos que vais a ver la Champions League…el relleno casero de naranja va bien con la celebración, eso seguro. Puede añadirle cointreau, ron o cualquier licor que te guste. Servir esta tarta con Mojitos de naranja y mandarina o combinar hasta morir con lo que más os guste a vosotros. Porque la cosa es hacer este día, o cualquier otro, un poco más chulo que el anterior. Por eso…

¡Celebra, celebra con gusto! El amor o lo que sea…¡Que la vida es eso 😎!

Con esta idea de que nunca es miércoles si la tarta es buena ha nacido esta tarta de naranjas con chocolate.

Naranjas en el bizcocho, un buen montón de zumo y ralladura de unas naranjas bien hermosas. De esas dulces, que puedes combinar con mandarinas o pomelos.

Naranjas y mandarinas en el relleno, en forma de deliciosa compota casera. Naranjas en forma de rodajitas de naranja confitada en almíbar y horneadas y ¡Un montón de chocolate! Un buen montón.

La crema de chocolate más chocolateada y llena de amor (y de chocolate), está inspirada en el Dark Fudge Frosting de Sweetapolita, con un extra de cacao y algún pequeño cambio más. Puedes utilizar la receta de Rosie tal cual, o probar la receta con las variaciones, porque, sea como sea, esta crema ¡Es una fuente de felicidad!

Y además, es una buttercream americana facilona y rápida de preparar, extra-fácil de trabajar y sencilla como ella sola, pero ¡Cuyo resultado es una deliciosa crema de chocolate, intensa, oscura, repleta de sabor a auténtico chocolate. Porque de eso está hecha ¡De auténtico chocolate con un 70% de cacao y de cacao de proceso holandés! El más oscuro, el menos ácido, el de textura más suave y fundente, con un poquito de café, crema agria y la mantequilla más rica con la que puedas hacerte.

Como hacer una tarta lleva su tiempo, no tienes por qué hacer todas las elaboraciones en un sólo día. El amor mueve montañas, pero tampoco somos superhéroes. Por eso puedes preparar el bizcocho, la crema y la mermelada de naranjas con antelación.

Hacer el bizcocho y la crema con antelación no te llevará demasiado tiempo, y puedes congelarlos sin ningún problema. Con los bizcochos es incluso recomendable que los congeles, ya que hará que la miga se compacte y el bizcocho sea más manejable, además de contribuir a que se conserven más húmedos.

Las rodajas de naranja confitada puedes dejarlas listas en la víspera. Son muy fáciles de hacer y quedan pintonas, aunque puedes no hacerlas y la tarta te quedará igual de chula. Yo me he comido algunas, y me han gustado más las de mandarina, porque al haber dejado la cáscara tienen un toque amargo. Puedes hacerlas con las naranjas peladas, aunque serán más frágiles.

¿Puedes sentir el amor y el deseo (de comer tarta)?

❤️️😍¡Si lo sientes, ponte el delantal de fiesta y tartear!❤️️😍

Tarta de chocolate y naranjas

Bizocho de naranja con mantequilla noisette

Puedes ver el post completo de este bizcocho aquí.

 

Con estas cantidades salen 4 bizcochos de 10 cm. de diámetro.

La cantidad de masa en cada molde es de 500 gr.

Ingredientes:

350 gr. de harina común

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de levadura química

1 + 1/4 de cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de canela molida

1 cucharadita de jengibre molido

200 gr. de azúcar moreno

200 gr. de azúcar integral de caña /panela

6 huevos

la ralladura de 2 naranjas de mesa

225 ml. de nata para montar (30% de materia grasa)

El zumo de medio limón

El zumo de una naranja

2 cucharaditas de vainilla en pasta

250 gr. de mantequilla

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 175º y prepara los 4 moldes: enmanteca (con margarina, mantequilla o mantequilla clarificada) los moldes y coloca un disco de papel sulfurizado en la base de cada molde.
  2. TOSTAR LA MANTEQUILLA: Para preparar la mantequilla dorada, trocea la mantequilla y ponla en un cacito a fuego medio. Se derretirá y comenzará a tostarse. Se quema facilmente por eso trata de no despistarte demasiado. Durante este proceso, puedes CLARIFICAR LA MANTEQUILLA, pasando una cuchara por la superficie para retirar la espumita que aparecerá; de esta forma retiras las impurezas y te vas quedando con la grasita limpia. Te llevará 10-12 minutos tostar la mantequilla. Cuando tome un color marrón y empiece a oler a frutos secos ¡Está lista! Retira, y deja que enfríe por completo antes de utilizarla.
  3. Pesa, mezcla y tamiza juntos el harina, los impulsores, la sal y las especias. Reserva.
  4. PREAPARA LA CREMA AGRIA: Añade el zumo de medio limón a la nata para montar. Mezcla suavemente y deja que repose 10 minutillos.
  5. Pesa el resto de ingredientes, ralla las naranjas de mesa y prepara el zumo de naranja.
  6. Comienza a batir los huevos con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora. Bate un par de minutos a velocidad media y añade el azúcar. ESTE ES EL PASO CLAVE PARA UNA MIGA FINA Y AIREDA: Bate a velocidad ascendente, comienza suave y termina subiendo la velocidad (según la masa monte y espese, si lo haces antes salpicará hasta el techo). Tómate tu tiempo, no tengas prisa, bate los huevos junto al azúcar 10-12-15 minutos. No puedes pasarte de batido durante la fase de aireado. Es el momento en que la estructura del bizcocho se forma. Durante el batido de las claras (albumina-estructura-)), las yemas (Lecitina-emulsiona y liga-) y el azúcar, se van formando burbujitas de aire dentro de la masa, que serán eseciales en la estructura interna de tu bizcocho, por eso ¡A BATIR SIN MIEDO!
  7. Mientras bates y bates, añade la ralladura de naranjas a esta crema de azúcar y huevos, y la vainilla.
  8. Cuando esté muy cremosa, mullida y esponjosa, baja la velocidad de tu batidora y añade la mantequilla despacito, en forma de hilo -que cae sobre la pared del vaso, porque si toca la pala puedes manchar de mantequilla hasta el cielo-.
  9. Bate 2 o 3 minutos más, mientras añade el zumo de naranja a la crema agria (o su aproximación casera).
  10. Retira el vaso de la batidora, y batiendo muy despacito, a mano y con suavidad, añade: la parte seca en 3 veces, intercalando la crema agria con zumo de naranja en 2 veces. Mezcla justo hasta incorporar, con cuidado de no sobre batir.
  11. Rellena los moldes pesando la masa (sobre todo si estás preparando las capas de una tarta, para que sean todas iguales) y hornea 25-28 minutos a 175º. Estarán listos cuando, al pincharlos con un palito de brocheta, salga limpio, y con alguna miguita. Trata de no sobrehornear. Tú mejor que nadie conoces el punto del cachondo de tu horno, cuando la cocina huela a bizcocho el momento está cerca.
  12. Saca del horno y deja que terminen de enfriarse por completo sobre una rejilla.

Una vez que los bizcocho hayan enfriado:

  • Desmolda, sin retirar el disco de la base, y envuelve muy bien en film transparente y congela los bizcochos, te ayudará a que sean más estables, porque la miga se compacta y a que conserven humedad, lo que es muy importante ya que vas a trabajar durante horas la tarta fuera de la nevera, puede que el evento sea días después, etc…y de esta forma se conservarán jugosos por más tiempo.
  • También puedes desmoldar, envolver muy bien y refrigerar (sin congelar) para montar la tarta ese mismo día. Te recomiendo la primera opción, incluso aunque vayas con prisa, por los beneficios que te comentaba.

Mermelada de naranjas, mandarinas y canela

Con esta receta te sobrará algo de relleno, pero puedes hervir un tarrito y concervar el sobrante para rellenar otros dulces o para prepararte unas tostadas de desayuno ¡Que te van a dar ganas de madrugar!

 

Puedes ver la entrada completa de esta mermelada aquí.

Ingredientes:

500 gr. de naranjas y mandarinas peladas y troceadas (retira por completo la parte blanca, la mermelada ya amargará, pero puede hacerlo demasiado)

50 ml. de agua

80-100 gr. de azúcar especial para mermeladas

Una pizca generosa de sal (yo utilizo sal gruesa molida en un molinillo)

1 cucharadita de canela

1 cucharadita de jengibre

Preparación:

  1.   Pela, retira toda la cáscara blanca, y trocea las mandarinas y las naranjas.
  2. En un cacito por la fruta, el azúcar y el agua, a fuego medio fuerte. Comienza a cocinar la mezcla.
  3. Cuando la mezcla este caliente, retira un momento del fuego y con mucho cuidado de no quemarte, tritura con la batidora la mezcla.
  4. Devuelve al fuego y añade las especias y la sal.
  5. Cuando rompa a hervir, baja un poquito el fuego y cocina a fuego lento, removiendo ocasionalmente.
  6. Deja que la mezcla reduzca y espese con calma. Cuando tenga la consistencia que tú quieres, retira del fuego.

Embotado y conservación:

  1. Si quieres que la mermelada sea más duradera debes hervir los tarros.
  2. Cuando la mezcla esté templada, rellena los tarros.
  3. Si has hecho la receta con poquito azúcar, como yo, la mermelada tendrá una duración menor.
  4. Si has hecho la receta con menos azúcar, como he hecho yo, y no has hervido los tarros, conserva siempre refrigerada.

Buttercream americana de súper chocolate

Puedes ver el Dark fudge chocolate frosting de Sweetapolita aquí.

Con las cantidades de esta receta tendrás suficiente crema para rellenar y decorar la tarta y para comerte algunas cucharadas así en vivo, por aquello de testar el producto.

 

Ingredientes:

510 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

180 gr. de azúcar glas

190 gr. de cacao de proceso holandés o Dark cocoa powder. Yo utilicé este de Barry Callebaut.

130 ml. de café cargado y templado

120 ml. de nata entera para montar

1 cucharada de zumo de limón

2 cucharaditas de vainilla en pasta

1 cucharadita de sal

290 gr. de chocolate negro picado

Preparación:

  1. Mezcla la nata con el zumo de limón para hacer una versión casera de la crema de agria. En cuanto mezcles el lácteo con el ácido del limón verás como espesa y se vuelve súper espesa y cremosa. Deja reposar 10 minutos.
  2. Prepara el café y deja que se temple.
  3. Derrite el chocolate y reserva mientras pierde temperatura.
  4. Tamiza juntos el cacao y el azúcar glas.
  5. Con la varilla, comienza a batir la mantequilla. Bate a velocidad suave 2 o 3 minutos, hasta que se ablande y se ponga suave.
  6. Añade la mitad de la mezcla de azúcar y cacao. Aumenta la velocidad un poco y bate 5-7 minutos. Añade el resto del azúcar y el cacao, y bate otros 5 minutos.
  7. Cuando esté completamente integrado, aumenta la velocidad y bate 5 minutos más.
  8. Añade la sal y la vainilla. Añade la crema agria y el café. Mezcla hasta integrar.
  9. Añade el chocolate templado. Bate 2 o 3 minutos más, hasta que la crema esté muy esponjosa. Si notas qe te hace falta batir un poco más, bate unos minutos más. Cuando la mezcla esté muy cremosa, oscura y suave, como un super helado de chocolate ¡Está lista!

*La crema es súper fácil de trabajar por su constencia y es suave a temperatura ambiente, pero endurece refrigerada, lo que es genial si vas a transportar la tarta, pero no es tan genial para comerte la tarta fría. Deja la tarta 20 o 30 minutos a temperatura ambiente antes de servir.

*Puede restar cacao si quieres que la textura se más ligera.

Naranjas confitadas

Ingredientes:

1 naranja o 2 mandarinas (Preferiblemente que estén duritas, para que te resulte más sencillo laminarlas)

170 gr. de azúcar blanco

170 ml. de agua

Preparación:

  1. Utilizando una mandolina o un cuchillo, corta en láminas la naranja o las mandarinas, lo más finitas que puedas. Reserva.
  2. Pon en un cacito el agua y el azúcar para preparar el almíbar. Remueve antes de llevar al fuego, y después deja que llegue a hervir sin remover, para evitar la formación de cristales en el almíbar.
  3. Una vez que rompa a hervir y deja que hierva algunos minutos.
  4. Extiende las láminas de fruta en una fuente de horno con cuidado, y baña en el almíbar.
  5. Cubre con film y deja reposar 8- 10 horas, o toda la noche.
  6. Transcurrido este tiempo, prepara dos bandejas de horno con una hoja de papel sulfurizado y dispón las láminas con cuidado y un poquito de separación entre ellas, para evitar que se peguen.
  7. Precalienta el horno a 90º y hornea las naranjas 20 minutos. Saca del horno, gira las láminas y hornea otros 20 minutos más por el otro lado.
  8. Una vez horneadas, cuando estén ligeramente secas, pero antes de que empiecen a estar tostadas, saca las bandejas del horno y deja enfríar en la bandeja unos minutos.
  9. Puedes alacenarlas cubiertas con film, extendidas sobre hojas de papel de horno, pero no unas directamente sobre otras, porque se pegarán entre ellas.

*Dejarlas macerando en almíbar la noche antes de montar y hornear por la mañana te permitirá trabajar comodamente y utilizarlas recién hechas.*

Glaseado rápido de chocolate

Ingredientes:

100 gr. de chocolate

20 gr. de manteca de cacao

1 cucharada de mantequilla

1 o 2 cucharadas de miel

1/2 cucharadiata de vainilla

Preparación:

  1. Derrite el chocolate en el microondas (30 sg., saca del microondas, remueve suavemente, e introduce 30 sg. más.
  2. Añade al chocolate la manteca de cacao y remueve suavemente hasta que se funda por completo (si te hace falta puedes introducir 10 sg. más en el microondas, pero con mucho cuidado porque la manteca de cacao es una grasa muy delicada muy sensible a los cambios de temperatura).
  3. Añade la cucharada de mantequilla en pedacitos, la miel y la vainilla y remueve suavemente.

Montaje de la tarta:

Si es tu primera tarta o tienes alguna duda sobre Cómo montar un layer cake desde cero, puedes echar un vistazo a este post, quizá te ayude😉.

Montar la tarta no tiene porque llevarte más de 1 hora, un poquito más si cuentas con el tiempo que debe refrigerar antes de decorar, yo tardé unas 2 horas y media en total, pero dejé que refrigerará 1 hora antes de verter el glaseado, porque temía que el calor del glaseado hiciese surcos en la crema alisada.

Si hace calor, deja que cada refrigere 5 o 10 minutos antes de seguir colocando capas.

Puedes facilitar tu trabajo preparando una buena mise en place, con todos ingredientes listos y a temperatura ambiente.

Una vez que tienes todos los elementos listos: tus bizcochos, la mermelada, la crema de chocolate (IMPORTANTE: a temperatura ambiente y bien batida), el montaje de esta tarta es muy sencillo.

Prepara tu zona de trabajo, coloca el plato giratorio, las espátulas, las lengua de silicona para rebañar, la base sobre la que vayas a montar y un trapito por si te pringas de chocolate (aunque rechupetearte también es una opción, algo menos higiénica, eso sí 😂).

Puedes haber sacado los bizcochos y la crema la noche anterior del congelador; deja que se descongelen en la nevera, y un par de horas a temperatura ambiente; vuelve a batir la crema y listo.

Yo utilicé sólo 3 de los 4 bizcocho, porque el 4º ¡Me lo comí!😋 Así te quedará una tarta de 6 capas. 3 bizcochos divididos en dos capas cada uno, que irán rellenas de mermelada de naranja, separados por 2 capas de chocolate, y la capa final de cobertura, que será de chocolate también.

Montaje:

  1. Para empezar: Bajo la base de la tarta, coloca un pedacito de esterilla de silicona, así la base no se moverá y podrás trabajar tranquilamente. Utilizando una lira o un cuchilloo de sierra, corta los bizcochos a la mitad, para lograr 6 capas.
  2. Sobre el plato o la base que vayas a utilizar pon una pequeña cantidad de crema de chocolate y extiéndela con una espátula. Sobre ella, coloca el primer bizcocho AL REVÉS: gíralo y coloca la parte que se cocinó en la base del molde, hacia arriba. Retira entonces el disco de papel sulfurizado de la base y retira con una brochita de silicona las miguitas que puedan desprenderse, así trabajarás más limpio.
  3. Después, con una manga pastelera o con una cuchara de helado y una espátula para extender pon 1 cucharada de mermelada de naranja. Aunque pueda parecer que se saldrá, si extiendes la mermelada hasta, aproximadamente 1 o 2 centímetros del borde, no rebosará. Puedes refrigera 5-10 minutos, para que la capa se asiente antes de colocar la siguiente capa. Coloca otro bizcocho. Esta es la primera capa de mermelada de las 3 capas de relleno de naranja.
  4. Repite con la tercera capa, rellenando esta vez con dos cucharadas de helado, de crema de chocolate. Extiende hasta quedarte a 1 cm. del borde. Refrigera 10 minutos.
  5. Repite con las capas siguientes: bizcocho, mermelada de naranja, bizcocho. Capa de chocolate. Bizcocho, mermelada de naranja bizcocho, y capa finita de cobertura de chocolate, que hará de capa tapamigas. Refrigera la tarta 30 minutos antes de cubrir con la capa final, que será la capa decorada.
  6. Para terminar: Puedes decorar como más te guste. Yo apliqué crema de chocolate, y alisé utilizando una espátula tipo rasqueta hasta lograr una capa de cobertura lisa. Puedes hacer dibujos, rosetones o dejar un acabado más rústico dejando la crema en una capa gruesa sobre la que hagas dibujos con una espátula. Refirgera siempre antes de la decoración final.
  7. Entonces rellené algunas mangas desechables con disferentes boquillas de estrella. Preparé el glaseado de chocolate, y sobre la tarta bien fría, con el glaseado caliente, aplícalo con una cuchara o biberén, para que resbale por el borde de la tarta.
  8. Después puedes, como hice yo, hacer algunos rosetones, con la manga pastelera, y pegar o colocar algunas de las rodajitas de naranaja confitada. Puedes hacer rosetones y colocar entre ellos las rodajas, cubrir con ellos la parte superior por completo, o lo que más te guste. Lo único importante es que lo hagas cuando la tarta lleve un ratito a temperatura ambiente y no se haya enfriado por completo, ya que fría, esta crema endurece bastante.
  9. Para terminar yo espolvoreé azúcar de colores y algunos non-pareils, pero ¡Aquí te puedes volver todo lo loc@ que quieras! Decorando como más te guste a ti, con corazones, sprinkles, colorinchis o algún topper chulo de morirte😊.

Si es la primera vez que vas a preparar una tarta, puedes echar un vistazo a este post:

PREPARAR UN LAYER CAKE PASO A PASO Y ALGUNOS POSTS MUY CHULOS SOBRE MONTAJE DE TARTAS

Espero que con esta tarta, con otra o con unas copillas y muchos besos y abrazos ¡Tengas un día de San Valentín súper feliz!

Yo ya estoy lista para el homenaje ¿Y tú?

¡Besitos inmensos!

 

 

6 comentarios sobre “San Valentín: Amor y tarta de naranjas y chocolate

  1. Amor?? Amor sentimos nosotras ahora mismo por esta majestuosa tarta!! MAdre del amor hermoso!! Qué bizcochos! Qué cobertura!Qué decoración! QUÉ ALTA!! y la foto de perfil?Tipazo!! Muchos besos y no hagas más cosas así que se nos acelera el corazón 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Amor? Amor he sentido yo al leer vuestro comentario❤️ Se me han puesto los ojitos como al gato de Shrek, no te digo más ❤️❤️❤️❤️❤️ 😉 ¡Muchísimas gracias! Con los dulces tan bonitos que hacéis vosotras, no sabeís lo feliz que me ha hecho que os guste!!! 😊👏🏻 “Esmayaita” me quedo 😂😂😂 ¡Muchas gracias preciosas! ❤️❤️😍

      Me gusta

  2. Con día del amor o sin amor esta tarta es para hacerla si o si porque yo me he enamorado de ella. Te ha quedado preciosa y super alta, los bizcochos de naranja a mi me encantan y con chocolate quedan ideales. Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchísimas gracias Lidia! 😊❤️❤️❤️❤️ Viniendo de una artista pastelera como tú me hace tanta ilusión que te guste!!! 😊😉 Yo me fui comiendo las piezas mientras la hacía y luego todas juntitas y creo que quedaron ricas con o sin amor!!! 😂😂😂😂😂 Muchas gracias por tu comentario, me has hecho súper feliz bombón! ❤️❤️❤️❤️

      Me gusta

  3. Ay madre que no puedo dejar de mirarla!! Ese frosting me tiene loquita, yo lo tengo que probar. Pero sobre todo me gusta el diseño de la tarta. Es tan alta!!! Yo aún no me atrevido a hacer una tan alta y estrecha, me da miedo que se caiga pero quedan tan bonita!! Creo que lo voy a intentar porque queda preciosa. Y si se se cae y se rompe, pues me la como igual y hago otra… El plan perfecto!!

    Me gusta

    1. 😊👏🏻👏🏻👏🏻 Muchísimas gracias bombón !!! Que alegría que te guste!!!💃🏻💃🏻💃🏻💃🏻😊 Claro que sí, lánzate a una tarta bien alta, no se te va a caer, ya verás! 💪🏻💪🏻💪🏻 La crema original es de Sweetapolita, y está tan rica que sólo parece una buttercream americana porque es indestructible 😂😂😂, la textura en cambio es súper cremosa❤️❤️❤️ Si tu tarta alta y estrechita quedará inestable tras poner las capas más altas, un truqui es: envolver la tarta en film transparente, una vez dada la capa tapa-migas y refrigerar. Así podrás enderezarla con las manos, si hiciera falta 😉😉😉 ¡Te va a quedar perfecta!

      Me gusta

Responder a Charlotte Chocolate Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.