Lleno de sabor a deliciosas, jugosas y aromáticas naranjas. Con un fondo de canela, jengibre y mantequilla tostada. Así se presenta este bizcocho que es ¡Una pasada!

Te diré que lo preparé, y tres días después volví a prepararlo ¿Para investigar la receta? Nop. Por el placer de comerme otra hornada de ligero, suave, sabroso y aromático ¡Bizcocho de naranja!

La receta es muy sencilla, no te va a llevar demasiado trabajo, y está, que se come solo.

Sólo necesitas unas naranjas bien ricas, las mejores que puedas conseguir. Las más bonitas, de piel gruesa y el color más brillante que veas en tu frutería. Necesitas dos naranjas de mesa, por su piel gruesa, para poder sacar una buena cantidad de ralladura, sin llegar a rallar la parte blanquita, algo más amarga. No escatimes con la ralladura, el sabor será intenso, pero no apabullante, el jengibre y la canela complementan y equilibran a las mil maravillas a la poderosa naranja ¡Y el resultado es delicioso! -Palabra de golosa convencida-.

Necesitarás también 2 o 3 naranjas de zumo, para añadir a una generosa cantidad de crema agría. Yo preparé una -aproximación- a la crema agria en casa; igual que preparas el buttermilk, añadiendo unas gotitas de zumo de limón, una o dos cucharaditas, a nata para montar (30% de materia grasa). En cuanto añadas el limón notarás que la nata se corta y espesa, volviéndose muy cremosa. Deja que repose unos minutos, y entonces añade el zumo de naranja recién exprimido.

Si lo prefierese puedes utilizar yogur griego, buttermilk o sus versiones caseras.

¿Qué más? Una buena mantequilla. Yo utilizo Kerry Gold, porque, tras empezar a utilizarla no hace mucho (¿Soy la única que ha notado que hay una crisis de la mantequilla? Menos marcas, precios mucho más altos 😱), me he convertido en una forofa de su textura y de su sabor. Como en esta receta el segundo protagonista es la mantequilla, escoge una bien rica, puedes prepararla casera también. Es algo que -con esta crisis mantequillera, que sea real o no, yo personalmente sí estoy viviendo- he empezado a hacer con excelentes resultados.

La masa es contundente, no tendrás problema en rellenar con ella los moldes sin que caiga ni una gota ¡Sin embargo! El resultado final es un bizcocho súper ligero, de textura y miga muy finas -para esto será clave la fase de batido, ahora te cuento- y un sabor delicioso e intenso en el que la mantequilla tostada aporta un gusto a frutos secos, junto con naranja, especias…¿Te he dicho ya que es una pasada? Puedo traer a mis vaqueros para que den testimonio, por si te queda alguna duda.

Por supuesto puedes sustituir o combinar naranjas por mandarinas ¡Que ricas están las mandarinas! Son mi fruta favorita, PORQUE, vienen en formato para llevar y se pelan sin cuchillo: Yo ❤️ mandarinas. #vivaelinvierno

Bizocho de naranja con mantequilla noisette

Con estas cantidades salen 4 bizcochos de 10 cm. de diámetro.

La cantidad de masa en cada molde es de 500 gr.

BIZCOCHO DE NARANJA Y MANTEQUILLA NOISSETE

Ingredientes:

350 gr. de harina común

50 gr. de harina de repostería

1 cucharadita de jengibre molido

½ cucharadita de canela molida

1 cucharadita de sal

1 + ¼ de cucharadita de bicarbonato

200 gr. de azúcar blanco

200 gr. de dark Brown Sugar o panela

La ralladura de 2 naranjas de mesa

6 huevos L a temperatura ambiente

250 gr. de mantequilla tostada a temperatura ambiente

225 ml. de nata para montar

½ cucharadita de ácido cítrico o zumo de limón

El zumo de 1 naranja

1 cucharadita de vainilla en pasta

Opcional: ½ cucharadita de extracto de naranja

Preparación:

TOSTAR LA MANTEQUILLA: Para preparar la mantequilla dorada: trocea la mantequilla y ponla en un cacito a fuego medio. Se derretirá y comenzará a tostarse. Se quema fácilmente por eso trata de no despistarte demasiado. Durante este proceso, puedes CLARIFICAR LA MANTEQUILLA, pasando una cuchara por la superficie para retirar la espumita que aparece, de esta forma retiras las impurezas y te vas quedando con la grasita limpia.

Te llevará 10-12 minutos tostar la mantequilla. Cuando tome un color marrón y empiece a oler a frutos secos ¡Está lista! Retira, y deja que enfríe por completo antes de utilizarla.

  1. Precalienta el horno a 175º y prepara los 4 moldes: enmanteca los moldes (con margarina, mantequilla o mantequilla clarificada) coloca un disco de papel sulfurizado en la base de cada molde.
  2. Pesa, mezcla y tamiza juntos la harina, los impulsores, la sal y las especias. Reserva.
  3. PREAPARA LA CREMA AGRIA CASERA: Añade el zumo de medio limón o el ácido cítrico a la nata para montar. Mezcla suavemente y deja que repose 10 minutillos.
  4. Pesa el resto de ingredientes, ralla las naranjas de mesa y prepara el zumo de naranja.
  5. En el vaso de la batidora bate con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora. Bate un par de minutos a velocidad media el azúcar junto a la ralladura para que la fricción de los granos de azúcar ayude a extraer los aceites y aromatice el azúcar. Añade los huevos y bate a velocidad ascendente, comienza suave y termina subiendo la velocidad (según la masa monte y espese, si lo haces antes salpicará hasta el techo). Tómate tu tiempo, no tengas prisa, bate los huevos junto al azúcar 10-12-15 minutos. No puedes pasarte de batido durante la fase de aireado. Es el momento en que la estructura del bizcocho se forma. Durante el batido de las claras (albumina-estructura-), las yemas (Lecitina-emulsiona y liga-) y el azúcar, se van formando burbujitas de aire dentro de la masa, que serán esenciales en la estructura interna de tu bizcocho, por eso bate sin miedo y no aceleres esta parte del proceso.
  6. Mientras bates añade la vainilla y el extracto de naranja, si decides usarlo.
  7. Cuando esté muy cremosa, mullida y esponjosa, baja la velocidad de tu batidora y añade la mantequilla despacito, en forma de hilo -que cae sobre la pared del vaso, porque si toca la pala puedes manchar de mantequilla hasta el cielo-.
  8. Bate 2 o 3 minutos más. Mientras añade el zumo de naranja a la crema agria (o su aproximación casera).
  9. Retira el vaso de la batidora, y batiendo muy despacito, a mano y con suavidad, añade: la parte seca en 3 veces, intercalando la crema agria con zumo de naranja en 2 veces. Mezcla justo hasta incorporar, con cuidado de no sobre batir.
  10. Rellena los moldes pesando la masa (sobre todo si estás preparando las capas de una tarta, para que sean todas iguales) y hornea 25-28 minutos a 175º. Estarán listos cuando, al pincharlos con un palito de brocheta, salga limpio, y con alguna miguita. Trata de no sobre-hornear. Tú mejor que nadie conoces el punto del cachondo de tu horno, cuando la cocina huela a bizcocho el momento está cerca. Puedes pinchar el bizcocho con un palillo de brocheta y cuando salga casi limpio, pero ligeramente húmedo, está listo.
  11. Saca del horno y deja que los bizcochos terminen de enfriarse por completo sobre una rejilla.

Una vez listos los bizcochos…PUEDES:

  • Desmoldar, envolver muy bien en film transparente y congelar los bizcochos. Opción perfecta para utilizarlos para hacer tartas, e indispensable si vas a cubrir la tarta con fondant (congelar los bizcochos cuando vas a forrar de fondant te ayudará a que sean más estables, porque la miga se compacta, y a que conserven humedad, lo que es muy importante ya que vas a trabajar durante horas la tarta fuera de la nevera, puede que el evento sea días después, etc…y de esta forma se conservarán jugosos por más tiempo.
  • Puedes desmoldar, envolver muy bien y refrigerar (sin congelar) para montar la tarta ese mismo día. Te recomiendo la primera opción, incluso aunque vayas con prisa, por los beneficios que te comentaba.
  • PUEDES…¡Hacer una tarta de 3 pisos y pegarte una señora merienda con este bizcocho! Esta fue nuestra opción, y oye, no me arrepiento en absoluto…había que testar el bizcochos ¡Un cocinero tiene que probar siempre lo que cocina😜!

Este bizcocho es el primer paso de mi tarta de San Valentin, por eso, te animo a ir poniéndote manos a la obra, porque bien sea para tu pareja, tu amig@, tus amigos, tu familia o ¡Para ti, qué leche! Que no hay amor más bonito que el amor hacia un@ mism@ 😉 y ¡Que nos sobren siempre las tartas y las excusas para comernóslas!

¡Besitos inmensos!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .