Empezamos ¿Empezamos? ¡Feliz año nuevo!🎉🎊🎉🎊 No existe una manera mejor de empezar este 2018 que con un Layer cake. Reposterea. Maquéate. Pon una mesa guapa. Cámara en mano ¡Y a celebrar!

No hay nada mejor que una tarta grande, sabrosa y llena de cosas ricas para empezar un año…o…lo que sea. Yo te propongo esta, pero ¡Cualquier tarta es buena si la dicha…😂😂🤗 ¡Cualquier tarta es buena! Y punto.

Aquí te dejo unos suaves y jugosos bizcochos de coco. Crema de chocolate. Un montón de crema de chocolate. Si utilizas un chocolate bien bueno, miel de calidad…sal recién molida y una buena vainilla ¡Te vas a chupar los dedos! Y masa de galletas de coco sin huevo, cruda, horneada como galletitas y en forma de crumble ¡Vicio malo! Y  remata con la crema de las cremas ¡Swiss merengue buttercream de vainilla y coco!

Unas copitas de vino, unos besos de merengue (un buen montón de besos a secas también van bien con esta tarta)  y ¡Feliz feliz feliz FELIZ  AÑO NUEVO AMIG@ PASTER@!😊

Layer cake de coco con chocolate

Relleno de masa de galletas de coco sin huevo

Bizcocho de coco:

Para 4 capas de 18 cm.

Ingredientes:

350 gr. de harina de repostería

1 + 1/2 cucharaditas de bicarbonato

1 cucharadita de levadura química

1 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de pimienta blanca

410 gr. de azúcar blanco

5 huevos, claras y yemas separadas

24o ml. de leche de coco

50 gr. de copos de coco

60 gr. de yogur griego

1 + 1/2 cucharaditas de zumo de limón fresco

230 ml. de aceite de girasol

1 cucharadita de vainilla en pasta

Preparación:

  1. Pesa, mezcla y tamiza el harina, los impulsores, la sal y la pimienta. Añade los copos de coco y reserva.
  2. Mezcla el yogur griego con el zumo de limón y deja que repose unos minutos.
  3. Separa las claras y las yemas.
  4. En el bol de la batidora con el accesorio pala bate las yemas junto al azúcar. Comienza a velocidad suave y ve incrementándola. Bate 8-10 minutos, hasta que la mezcla se vuelve muy pálida y esté mullida.
  5. Añade la vainilla y bate 2 minutos más. Baja la velocidad y añade el aceite, despacito y en forma de hilo, que caiga sobre la pared del vaso. Bate hasta integrar por completo.
  6. Mezcla el yogur griego “agrio” con la leche de coco y reserva.
  7. Retira el vaso de la batidora, y, batiendo a mano despacito, incorpora los ingredientes secos, intercalándolos con la mezcla de leche de coco y yogur. Añade en 3 veces la parte seca y dos para la mezcla de yogur.
  8. Monta las claras hasta que hagan picos suaves e incorpóralas en dos veces. La primera puedes batir algo más energicamente, pero la última adición hazla incorporando muy suavemente y con movimientos envolventes. Para que no pierda aire.

Masa de galletas de coco sin huevo:

Ingredientes:

120 gr. de mantequilla muy blandita

130 gr. de harina común

70 gr. de copos de coco

70 gr. de azúcar blanco

20 gr. de azúcar avainillado

2 cucharaditas de leche de coco

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de vainilla en pasta

1 cucharadita de extracto puro de vainilla

Preparación:

  1. Prepara los moldes. Yo uso moldes para hornear cada capa individualmente, puedes hacerlo así, es lo más recomendable, pero, si no quieres hacerlo, puedes hornear 2 bizcochos más grandes, y dividirlos en dos capas: Coloca un disco de papel sulfurizado en la base, y enmanteca el molde ligeramente usando margarina o mantequilla clarificada.
  2. Precalienta el horno a 175º.
  3. Pesa, tamiza y mezcla el harina y la sal. Añade los copos de coco.
  4. Comienza a batir la mantequilla junto al azúcar, con la pala o el accesorio amasador de tu batidora. Bate o 4 minutos.
  5. Añade la vainilla en pasta y el extracto.
  6. Añade poco a poco la mezcla de harina y copos de coco.
  7. Añade la leche de coco. Si ves la masa demasiado seca puedes añadir una cucharadita más de leche.
  8. En vuelve en film, haz un rulo con la masa, y deja que repose 2 h. en la nevera. Puedes congelarla y se conservará perfectamente hasta 3 meses.
  9. Reparte la masa en los moldes y hornear 18-20 minutos. Si vas a hornear  bizcochos de dos capas, tendrás que ajustar el tiempo de horno. Estarán listos cuando al pinchar el centro el palito salga limpio.
  10. Saca del horno y deja que se enfríen sobre una rejilla.

Puedes hornear los bizcochos con antelación de días o semanas, envolverlos en film transparente y congelarlo. Para hacerlo desmolda y, sin retirar el disco de papel de horno de la base, envuelve muy bien, anota el sabor y la fecha ¡Y al “conge”!

Incluso es recomendable congelar los bizcochos antes de utilizarlos para montar una tarta, porque compacta la miga y hace que los bizcochos conserven la humedad. En el momento de montar la tarta saca los bizcochos y deja que se decongelen sobre una rejilla.

Ganaché de chocolate:

Ingredientes:

300 gr. de chocolate negro al 70 %

300 ml. de nata para montar

50 gr. de mantequilla en pomada

1 cucharada de miel

1 cucharadita de vainilla en pasta

1 pizca generosa de sal

Preparación:

  1. Trocea el chocolate y ponlo en un recipiente resistente al calor.
  2. Calienta la nata hasta que rompa a hervir. No te despistes porque puede rebosar.
  3. Vierte la nata caliente sobre el chocolate, deja un par de minutos, y comienza a remover (más que batir) con una varilla, en el centro y haciendo círculos concéntricos pequeños, hasta que se vaya formando un remolino central, ese remolino es la emulsión del chocolate (grasa) y el agua (la nata). Ve ampliando los círculos hasta que la mezcla esté completamente emulsionada y sea uniforme.
  4. Añade la mantequilla en pedazos, y remueve suavemente.
  5. Añade la miel, la vainilla y la sal.

Swiss merengue buttercream de vainilla y coco:

Ingredientes:

300 gr. de claras de huevo (preferiblemente pasteurizadas)

600 gr. de azúcar blanco

300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente. *Fresca pero no fría. Esto es importante, porque si la mantequilla está demasiado caliente, es más probable que la crema se corte durante la emulsión. En cualquier caso, no pasa nada. Si se corta, sigue batiendo, no pasa nada y es frecuente que ocurra, tanto que hay quien lo considera como es parte del proceso de lograr unir grasa y agua.*

Una pizca generosa de sal, preferiblemente recién molida.

1 cucharadita de vainilla en pasta, yo utilizo esta.

1 cucharadita de extracto puro de vainilla, como este.*

*La vainilla es un ingrediente caro. Y en los dos últimos años se ha encarecido aún más. Sin embargo es algo en lo que no conviene escatimar. La diferencia entre utilizar una vainilla cualquiera, como la que compras en el súper, o una pasta y extracto de la mejor calidad que puedas permitirte es increíble, se nota muchísimo.

Por eso, si puedes, no te cortes en invertir un poquito más en vainilla. Es cara, pero dura bastante tiempo, yo suelo utilizarla mucho y un tarrito puede durarme 6 u 8 meses.

Te he dejado el enlace a Alma’s cupcakes, porque ellas mantuvieron el precio el año pasado, cuando se encareció tanto, y aún lo hacen. En la tienda de Alma Obregón se esforzaron en no darle la tercera subida de precio, que puso el tarrito a 16 euros en otras tiendas.Para mí esto es importante, porque una de las veces que fui a comprar me comentaron que tuvieron que hacerlo porque continuaban con las subidads. Se nota que, como reposteras, saben que es un ingrediente esencial para nosotr@s los golosos😉.

Esta marca es la mejor para mí. Es la que utilizan todos los reposter@s experimentados.

Una cucharadita de coco en pasta. Como esta. *Puedes añadir más cantidad de pasta de coco, o disminuir la cantidad de vainilla, adapatando la receta a tus gustos.

Preparación:

    1. Limpia muy bien todo lo que vayas a utilizar con zumo de limón: el bol o boles que utilices, preferiblemente que sean de cristal o de metal, evita el plástico. Humede un pañito con zumo de limón y limpia también las espátulas, las varillas, etc…
    2. Pesa y mezcla el azúcar y las claras de huevo.
    3. Pon la mezcla al baño maría, a fuego medio-alto, mientras remueves con frecuencia. Calienta hasta que se haya disuelto por completo el azúcar. Para esto lo ideal es utilizar un termómetro de azúcar. A los 60- 65º el azúcar se habrá disuelto por completo. Remueve suavemente, y comprueba que no queda ningún granito de azúcar; esto es muy importante ya que, si quedan granitos de azúcar, se notarán en la crema.
    4. Una vez que se haya disuelto el azúcar por completo, retira del fuego y lleva la mezcla a la batidora. Comienza a batir a velocidad suave.
    5. Tendrás que batir hasta que el merengue se enfríe y esté muy brillante, grueso, denso y esponjoso; y el bol de la batidora esté a temperatura ambiente. Este paso suele llevar un tiempo, tendrás que batir de velocidad suave a velocidad alta, incrementando paulatinamente la velocidad, unos 20-30 minutos, según tu batidora.
    6. Mientras puedes cortar la mantequilla en cubos pequeños, y reservarla fresca. Si la sacaste horas antes, o cuando comenzaste a preparar la crema, puede haberse calentado demasiado (sobre todo si es verano), por eso puedes volver a meterla unos minutos en la nevera y sacarla 5-10 minutos antes de comenzar a añadirla a la crema.
    7. Una vez que, al tocar el bol con la mano, notes que está frío, que ya no está caliente en absoluto, es el momento de comenzar a añadir la mantequilla.
    8. Con la crema a temperatura ambiente y la mantequilla FRESCA, no fría, ni demasiado suave o aceitosa, ve añadiendo cubito a cubito, uno cada 10 sg. aproximadamente. Continúa hasta añadir toda la mantequilla.
    9. SI LA CREMA PIERDE MUCHO VOLUMEN, ESTÁ CASI LÍQUIDA: Es posible que empezases a añadir la mantequilla demasiado pronto, y la crema aún estuviese caliente, o que fuese la mantequilla lo que estuviera demasiado caliente. PERO NO PASA NADA, es normal y suele pasar. Lleva la crema a la nevera 20 minutos, después saca de la nevera y continua batiendo. Se recuperará sin ningún problema.
    10. TIENE ASPECTO DE HABERSE CORTADO: Es muy frecuente que pase, tanto que, incluso se considera parte del proceso. La crema de mantequilla de merengue es una emulsión, estás uniendo agua y grasa, y se resisten a estar juntos, pero TAMPOCO PASA NADA: continua batiendo, está a punto de montar. Cuando parece más cortada estás a 5 minutos de una crema perfecta.
    11. Dale un batido a velocidad máxima de un par de minutos y ¡Deliciosa crema de mantequilla de merengue!
    12. Una vez que la crema tenga un aspecto cremoso y suave, como un helado, brillante y cremosa, añade la sal y la vainilla.
    13. Si vas a montar días despues: guarda la crema en un recipiente hermético o en una bolsa para congelar, y listo. Yo, pongo la bolsa como una manga pastelera, dentro de un baso de batidora o una jarrita, y voy pesando la crema: con 1kg.  de crema de chocolate tendrás suficiente para montar y rellenar una tarta de 15. cm-18 cm. de diámetro; ( horquilla entre 750 gr.-1.200 gr., según el tamaño de la tarta y la cantidad de crema que pongas) de esta forma, si aún te sobra crema, puedes repetir la operación y guardar otra bolsa pesada para unos cupcakes, o para otra tarta (si es poquita cantidad, igualmente puedes usarla como decoración o para rellenar una sóla capa en combinación con otros sabores…).
    14. Puedes conservarlo en la nevera si vas a montar la tarta a lo largo de la semana. Antes de utilizarlo déjalo un par de horas a temperatura ambiente, y bátelo antes de utilizar, hasta que tenga el mismo aspecto de un helado brillante y cremoso.
    15. Si vas a congelar: hasta 3 meses puedes congelarlo y seguirá estando perfecto. Anota la fecha, te ayudará a recordar cuándo lo hiciste y así no se echará a perder.

Montar la tarta:

Si has llegado hasta aquí, y ante la idea de montar la tarta te surge alguna duda, puedes echar un vistazo a este paso a paso. Es súper sencillo y te dará fuerza y coraje para lanzarte a por tu primera tarta, o, para resolver cualquier dudilla que puedas tener.

Mis tartas aún tienen que mejorar mucho, pero que sirvan todos los fallos, errores, catástrofes y dramas reposteriles por los que yo he pasado para decirme, a mí misma y a ti, que ¡La próxima tarta es la buena!

Prepara tu mise en place…

  1. Si congelaste los bizcochos sácalos la noche de la víspera y déjalos en la nevera. Por la mañana saca de la nevera y deja que reposen a temperatura ambiente un ratito. Haz los mismo con la crema si la congelaste también (en el caso de la crema, una vez que esté a temperatura ambiente, vuelve a batirla, para que se recupere y esté como recién hecha).
  2. Mientras puedes preparar el ganaché. Debe estar frío para poder utilizarlo. Necesitará reposar 1 o 2 horas a temperatura ambiente para ganar consistencia y estar manejable.
  3. Prepara 100 gr. de copos de coco y la masa de galletas de coco. Aquí puedes elegir utilizar la masa de galletas cruda (Oh 😍 maravillas de la masa de galletas sin huevo) u hornear las galletas. Yo utilicé la masa de galletas de las dos formas: cruda y en miguitas en el relleno, y en forma de galletitas para decorar. Para hacer las galletitas estira la masa en una lámina de masa de unos 5-10 mm., como medio dedo, y deja que repose 15 minutos en frío. Corta las formas que quiera y devuelve al frío (como harías con unas sugar cookies). Hornea  entre 8 y 12 minutos, según el tamaño de las galletas y listo. Otra opción es hornearla en forma de miguitas, para utilizarla como si fuera un crumble. Yo hice esto con los recortes de masa y los meclé con un poquito de quema, para cubrir la parte superior ¡Estas galletas son una pasada! Úsalas como prefieras, prueba o incluso elimínalas de la tarta si no te convencen, aunque yo te recomiendo probarlas 😋.
  4. Montar las 4 capas: Si tienes dudas aquí tienes todo el proceso.
  5. Primera capa: Ganaché de chocolate y masa de galletas sin huevo en miguitas.
  6. Segunda capa: Ganaché de chocolate y copos de coco.
  7. Tercera capa:Ganaché de chocolate y masa de galletas sin huevo en miguitas.
  8. Termina de cubrir los laterales y la parte superior con el ganaché restante, y deja que repose un par de horas en la nevera.
  9. Cubre y decora con la crema de coco y vainilla como más te guste ¡Y listo!
  10. Prepara cuchillo, tenedor o una gran, gran cuchara y celebra que la Navidad termina con un capricho de los que dejan huella😉❤️️😋.

¡Besitos inmensos!

2 comentarios sobre “Una tarta de coco con chocolate y un año nuevo

  1. Pero que delicia de tarta!! Tiene una pinta increíble y es perfecta para celebrar el año nuevo. Ademas te ha quedado preciosa y las fotos me encantan!! A mi el coco me pirra!!Muchos besos y feliz año!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias Lidia! ❤️❤️❤️❤️ Que ilusión leer que te ha gustado 😊😊😊 Si te gusta el coco, para mí lo más rico fueron las galletas de coco sin huevo, porque se notaban los copos de coco y eran súper crujientes! 😋 Muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme! Me ha hecho mucha ilusión! 😊❤️ 1 Besito muy fuerte! 😘

      Me gusta

Responder a Lidia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.