Para empezar ¡Feliz 2017!

red-velvet-christmas-cupcakes_00272Quería empezar el año de una forma dulce y bonita,  hacer algo con sabor a Navidad, y así, aprovechar hasta el último momento los colores, los sabores ¡Todo el espíritu de la Navidad y el nuevo comienzo! Por eso pensé: ¿Navidad? ¿Año nuevo? ¡Red velvet!

¿Hay una forma más bonita de empezar el año que con un montón de pequeños pastelitos Red velvet con crema de mascarpone? Puede, puede que la haya, pero ¡Esta es una forma genial! No me lo niegues… 😉

red-velvet-christmas-cupcakes_0048

El bizcocho Red velvet,  al menos para mí, trae consigo sabor a clásico, con su aire de dulce vintage y elegante; un sabor suave y discreto, con toques de cacao y pizcas de deliciosa ácidez, en un bizcocho jugoso, húmedo y ¡Rojo! Su color rojo es capaz de volver navideño el desayuno, la merienda…los asaltos a la nevera…todos los momentos  de gordura total y autoindulgencia que merece toda buena celebración navideña, además ¡Es tan bonito! Yo no puedo resistirme.

Aunque el  terciopelo rojo puede considerarse un bizcocho de chocolate, porque lleva cacao y su sabor es ligeramente chocolatoso, su sabor es tan especial que ha conseguido ser en sí mismo un sabor con identidad propia.

red-velvet-christmas-cupcakes_0023

Las claves para que consigas un red velvet perfecto son súper sencillas, esa es su magia, que aunque es  fácil, es tan chulo  que hace magia y se convierte en una tarta elegante, deliciosamente suave y te hace parecer una repostera todo power que hace magia con las meriendas navideñas.

Para hacer tu  Red Velvet perfecto:

red-velvet-christmas-cupcakes_0026

Imagínate que un bizcocho de buttermilk y un bizcocho de chocolate tuviesen una noche de amor…bien ¡El resultado de ese amor es este red velvet! Para lograr el red velvet perfecto vas a preparar un bizcocho en el que  la acidez se mantiene en un delicado equilibrio, que juega con la suavidad  del gusto a chocolate y la jugosidad total que aporta el buttermilk.

Esta receta sirve tanto para cupcakes, como para hacer tres capas de bizcocho para hacer una tarta.

Los indispensables del red velvet:

  1. El toque de acidez: En el red velvet clásico la ácidez es un componente esencial. Para lograr esa suavidad ácida tan característica, sírvete de tres aliados: el bicarbonato, pero úsalo de forma un poquito distinta a la habitual, ahora te cuento. Además, para conseguir una jugosidad especial y algo ácida, no te olvides del buttermilk. Es un indispensable del red velvet sin ninguna duda. Comprálo o hazlo tú mism@. Y por último, vinagre de vino blanco. Este es el truco final: utiliza una cucharada de vinagre, combinada, en el último momento, con parte del  bicarbonato, sólo una cucharadita; reserva media cucharadita más para mezclarla y tamízarla con los ingredientes secos, de esta manera, además de sacarle todo el partido al poder leudante del bicarbonato, utilizarás parte de su salada acidez para lograr esa identidad Red velvet total.red-velvet-christmas-cupcakes_0036
  2. ¡Chocolateálo con cacao natural!: No te olvides de añadir una pequeña cantidad de cacao a los ingredientes secos, unos 30 gramos, mucho menos que si estuvieras tratando de chocolatear un bizcocho, pero la suficiente como para que el resultado final tenga un sabor suave a chocolate. Como en esta receta es tan importante respetar la acidez como parte de la personalidad de la receta, el cacao perfecto es el cacao natural sin azúcar. Ese polvo de cacao rojizo y apagado. Su sabor es más ácido que el del cacao de proceso holandés, y eso se debe a que no ha sido tratado para eliminar la acidez natural que tiene el polvo de cacao desgrasado. Esta ácidez reaccionará con el buttermilk, el vinagre y el bicarbonato y hará de tu red velvet un bicocho deliciosamente jugoso, en el que el sabor a chocolate estará perfectamente unido con el toque de acidez que no quieres perder.
  3. El color rojo: Aunque no todos los red velvet tienen porque tener un color súper intenso, es verdad que un tono rojo lo suficientemente intenso como para que se note esa diferencia, es parte importante de la magia del red velvet. Existen varias formas de lograr el tono rojo: utilizando colorantes naturales como la remolacha; usando colorante rojo en gel (el que encuentras en las tiendas de repostería); y mi favorita y, para mí, la mejor:  este Red velvet bakery emulsion, de la marca Lorann Professional Kitchen. Me parece la mejor opción porque lograr un color rojo bien intenso no es fácil, y vas a tener que añadir una buena cantidad de colorante rojo en gel; con el gasto que implica (te vas a llevar por delante el botecito) y además, si añades mucha cantidad el sabor y la textura pueden verse afectados. Por eso me encanta el extracto de red velvet; su precio es económico (aprox. 5 euros el tarrito) y con una cucharadita o cucharadita y media, obtendrás un color rojo maravilloso, además de un toque inconfundible de sabor a red velvet. Por eso, si puedes comprarlo, esta es mi opción. Merece la pena.

red-velvet-christmas-cupcakes_0043

El truquillo: es posible que hayas visto que algunas recetas de bizcocho llevan mayonesa. Parece una locura la primera vez que das con una receta que lleva este ingrediente, porque por lo general asocias la mayonesa con la cocina salada, pero, si ya has hecho el experimento de probar, te habrás dado cuenta de que ¡Es delicioso!

La mayonesa no aporta sabor, pero si jugosidad y textura, dando a los bizcochos un extra de humedad y una sensación fundente y deliciosa. Como este bizcocho juega precisamente con la acidez, la mayonesa combina de una manera perfecta con el resto de ingredientes. Así que, si lo has aprobado ya, no tengo que convencerte, y si no ¡Vamos con ese experimento mayonesero! Añade una pequeña de parte mayonesa, mezclada con el buttermilk ¡Verás que resultado!

red-velvet-christmas-cupcakes_00175. Por lo demás, prueba a combinar tipos de azúcar en la receta, moreno y blanco, moreno e integral de caña; o como he hecho yo: blanco + moreno + integral de caña. La mezcla de azúcares enriquece el resultado en tus bizcochos, ya que cada clase de azúcar aporta unas características, y jugar con la combinación te va a dar resultados sorprendentes, en los que puedes tener lo mejor de cada uno.

6. Para terminar: Para esta receta escoge aceite en lugar de mantequilla, al menos en parte. Los bizcochos de aceite refrigeran mejor, y, aunque se secan antes, este bizcocho lleva tantos ingredientes que lo hacen jugoso, que se mantendrá así hasta una semana. No utilices el 100% de aceite de oliva, ya que su sabor puede resultar demasiado intenso y acabaría robando protagonismo al resto, usa una combinación de aceites: de semillas, soja y oliva, o aceite de girasol y mantequilla derretida, si te gusta el sabor a mantequilla en los bizcochos. El sabor suave del aceite de semillas (girasol o girasol y soja) va perfecto con el resto de ingredientes, elige la opción que más te guste y…

¡Vamos al lío!

Red velvet christmas cupcakes & mascarpone cheese frosting

Bizcocho Red Velvet

Para 24-30 cupcakes

La receta de bizcocho es para una cantidad bastante grande, porque aproveché e hice cupcakes para regalar en navidad, además de tres capas para una tarta. Si eliges partir las cantidades, como lleva 7 huevos, utiliza 3 huevos y añade una cucharada más de algún otro ingrediente líquido, como la mayonesa, por ejemplo. Aunque, como este bizcocho congela de maravilla ¡Haz un montón y congélalo! Dura hasta 3 meses congelado y nunca se tiene suficiente  red velvet en casa.

Ingredientes:

200 gr. de azúcar blanco

150 gr. de azúcar moreno

50 gr. de azúcar integral de caña/ panela

7 huevos L

200 ml. de aceite de girasol

200 ml. de aceite de oliva suave

60 ml. de mayonesa

340 ml. de buttermilk

1 cucharadita de vainilla en pasta

1 cucharadita + 1/2 de extracto de red velvet

400 gr. de harina común

1 cucharadita de levadura química

1/2 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta blanca

2 cucharadas de cacao natural sin azúcar

1 cucharada de vinagre de vino blanco

1 + 1/4 cucharaditas de bicarbonato

Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180º y prepara los moldes. Yo enmantequé 3 moldes de 18 centímetros, para aprovechar parte de la masa para una tarta, y preparé 24 cápsulas de cupcake.
  2. Pesa y tamiza: harina, 1/2 cucharadita de bicarbonato, la levadura, el cacao, la sal y la pimienta. Una vez tamizado, mezcla bien con una varilla y reserva.
  3.  Prepara el buttermilk (ya sabes, leche a temperatura ambiente y el zumo de un limón)
  4. Pon los huevos en el bol de la batidora y comienza a batir, a velocidad media-baja, durante 2-3 minutos. Añade los tres tipos de azúcar mezclados y bate 10 minutos más, aumentando la velocidad, hasta llegar a velocidad máxima. No tengas miedo de sobrebatir, porque en esta primera fase no puedes pasarte. Es el momento de meter aire en la masa, la mezcla de huevos y azúcar debe convertirse en una masa lisa, esponjoso, blanquecina y muy cremosa.
  5. Ahora, añade el aceite en forma de hilo, despacio. Mezcla ambos tipos en una jarrita, baja la velocidad de la batidora y añáde, mientras bates, como quien hace una mayonesa. Después sube de nuevo la potencia y bate 2-3 minutos más.
  6. Mezcla el buttermilk y la mayonesa.
  7. Añade a la masa la vainilla y el extracto de red velvet.
  8. Retira el vaso de la batidora y comienza a añadir: la mezcla de harina y la mezcla de buttermilk+mayonesa, intercalándolos (3 veces para el harina, 2 para el buttermilk). En esta parte del proceso bate a mano, despacio, mezclando muy bien, pero suavemente, intentando que la masa no pierda mucho aire.
  9. En un cuenquito vierte el vinagre, añade de una vez la cucharadita y cuarto de bicarbonato, y en cuanto comience a burbujear, añádelo de golpe a la masa, y mezcla bien.
  10. Vierte en los moldes y hornea: 22 minutos para los cupcakes y 25-28 minutos para los bizcochos. (No hagas caso estricto de mis tiempos de horneado, nadie mejor que tú conoce su horno.

Una vez que la cocina huela a bizcocho, inserta un palillo de brocheta, si sale limpio, pero con algunas miguitas, estará listo. Deje que se enfríen sobre una rejilla.

Crema de mascarpone

Para 6-8 cupcakes

Ingredientes:

500 gr. de queso mascarpone

2 cucharadas de azúcar glas

1 cucharadita de vainilla en pasta

1 cucharadita de extracto de princesa (Princess cake & cookie emulsion. Lorann Bakery emulsions)

Opcional: una gota de colorante rosa en gel.

Una pizca generosa de sal (yo la muelo con un molinillo, y utilicé sal rosa del Himalaya)

Preparación:
  1. Bate el mascarpone un par de minutos.
  2. Añade el azúcar tamizado, con el tamizador más finito que tengas. Bate otros dos o tres minutos. Añade los extractos y el colorante y bate un minuto más.

Montaje de los cupcakes

  1. Una vez fríos, descorazona los cupcakes con un descorazonador de manzanas y rellénalos de mascarpone.
  2. Rellena una manga, y utiliza la boquilla que más te guste. Yo usé una boquilla grande de estrella abierta.
  3.  Decora como más te guste. Lo más guay de los cupcakes es que para gustos los colores. Si no tienes mucha experiencia con la manga no le tengas miedo, déjate un bol al lado, y repite hasta que queden como te guste. Si te desesperas, coje una cuchara de helado, planta una bola encima, échale non-pareils, fideos de colores, lo que quieras y ¡A comer!

Diviértete mucho haciendo estos cupcakes. Cambia la crema si no te gusta, haz una tarta, lo que mola es lo bien que nos lo pasamos las reposteras locas en nuestra cocina 😉

¡Feliz 2017 y red velvet para tod@s!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.